República Dominicana
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template

NOTICIAS MIREX

Imprimir
Correo Electrónico

Noticias » Discursos

52651223023_f72968fdf3_k
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez en acto de condecoración del embajador de la República Popular China, Sr. Zhang Run

Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional 26 de enero de 2023   Con la más alta consideración, tengo el honor de imponer, en nombre del presidente Luis Abinader y del pueblo dominicano, la Condecoración de la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, en el grado de Gran Cruz de Plata, a un gran amigo de República Dominicana, el embajador de la República Popular China, Su Excelencia Sr. Zhang Run, quien concluye su fructífera labor diplomática en nuestro país.   El embajador Run nos ha honrado con su presencia durante casi 5 años de destacado servicio, desde que el 1 de mayo de 2018 fueron debidamente formalizadas las relaciones diplomáticas entre República Dominicana y la República Popular China. Su nombre, por tanto, ya forma una importante parte de nuestra historia diplomática, por ser el primer jefe de misión de su país en República Dominicana y por la distinción con que lo ha hecho. Permítanme en esta ocasión, destacar la gran labor desarrollada por el embajador Run durante estos primeros cinco años de nuestras relaciones bilaterales, en las que ha privilegiado el diálogo y acercamiento con diferentes sectores de la vida dominicana, fortaleciendo los vínculos de amistad y colaboración que hoy se enrumban por senderos cada vez más promisorios.   En ese mismo sentido, también es menester recordar que, durante estos años, se ha producido un notorio incremento del volumen comercial entre nuestros dos países, en aproximadamente un 25% anual. En la actualidad, el intercambio comercial supera con creces los 4,500 millones de dólares. Y estamos confiados en que estas cifras se seguirán incrementando y diversificando con los años por venir, gracias a las buenas bases creadas durante este primer lustro de relaciones bilaterales.   Cabe destacar, además, que en nuestro país residen más de 20,000 dominicanos de ascendencia china, a los que se suman aproximadamente 4,000 residentes de dicha nacionalidad. Este colectivo, laborioso y emprendedor, se ha integrado a la sociedad dominicana, al tiempo que ha conservado sus milenarias tradiciones, enriqueciendo con ello el intercambio cultural entre nuestros pueblos. Embajador Run, usted ha sabido ser un referente de los valores chinos para esta querida comunidad, que durante décadas ha aportado decisivamente al desarrollo de República Dominicana.   Queremos, muy especialmente, en nombre del pueblo y el gobierno dominicano, agradecer el apoyo que el pueblo chino, liderado por el presidente Xi Jinping, prestaron a nuestro país tras emerger el terrible flagelo de la pandemia de COVID-19. Esto jamás lo olvidaremos.   Con el espíritu de solidaridad que caracteriza a su pueblo, se propiciaron las condiciones que nos permitió adquirir de millones de dosis de vacunas, a la par que donaron 50 mil dosis adicionales, contribuyendo de este modo a que nuestro gobierno respondiera de forma oportuna y a la altura de las circunstancias en tan aciagos y decisivos momentos.   Esta condecoración que le impongo, con especial respeto, recíbala, Señor Embajador, como una clara expresión del agradecimiento y singular aprecio que el Gobierno y pueblo dominicano le profesan por su labor proactiva en favor de unas relaciones cada vez más beneficiosas entre nuestras naciones.   Sirva la ocasión para desearle, distinguido Embajador, muchos y perdurables éxitos en su fructífera carrera. Sé que, junto a su familia, llevarán siempre un especial cariño y aprecio por nuestro país que, de igual manera, le tendrá siempre en sitial preferente de afecto y gratitud.   ¡Muchas gracias!  

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-11-26-38-am
Discursos

Palabras canciller Roberto Álvarez en la presentación de INDEX en la actualización del Registro Sociodemográfico de los dominicanos residentes en el exterior

Salutaciones Distinguidos Ministros de la República; Representante de los organismos internacionales Honorables Viceministros; Directores; Invitados especiales; Amigos de la prensa; Damas y Caballeros,   Si parafraseamos a nuestro poeta nacional, Pedro Mir, podemos decir que: Si alguien quiere saber cuál es mi patria no la busque, no pregunte, búsquela en las manos alegres, virtuosas, de los que trabajan por ella. Es innegable que, gracias a su trabajo tesonero, valeroso e incansable en todos los puntos cardinales del globo, y por su permanente vínculo con República Dominicana, las dominicanas y dominicanos en el exterior se han constituido en una parte esencial del motor que impulsa el desarrollo y crecimiento de nuestro proyecto país, a la vez que se constituyen en nuestros mejores embajadores, en los mejores promotores de nuestra marca país. No es casualidad que el eje 1 de nuestro plan de política exterior sea la protección a las dominicanas y dominicanos que viven en el extranjero. En ese sentido, es un honor para mí contar con su presencia en este evento de presentación de la Actualización del Registro Sociodemográfico de Dominicanos en el Exterior, un producto que desde el Instituto de Dominicanos en el Exterior (INDEX), y bajo el liderazgo de su director ejecutivo y viceministro Carlos de la Mota y todo su equipo, hemos desarrollado con el objetivo de proporcionar una visión completa y detallada de nuestros connacionales en el exterior, cuyas contribuciones son incalculables para el posicionamiento, el progreso y la sostenibilidad de nuestro pueblo. A través de los años, ha sido una tarea difícil compilar una imagen acabada de esta población, lo que anteriormente ha dificultado la ejecución de una política exterior eficaz para dar soluciones concretas a los problemas y retos específicos que enfrentan nuestros compatriotas en territorios o localidades concretas. Gracias a esta iniciativa de recolección y análisis de datos estadísticos, que impulsamos desde el año 2021, hemos podido diseñar y ejecutar acciones y proyectos de mayor y mejor enfoque, mayor impacto y, muy especialmente, de amplio alcance. Además, esto ha significado la solidificación de nuestros vínculos institucionales con estas comunidades, dando fiel cumplimiento a la tarea encomendada por nuestro presidente Luis Abinader, de hacer “todos los esfuerzos necesarios para la protección y reconocimiento de nuestra diaspora”. Esta necesaria actualización del registro representa un paso significativo en nuestro compromiso con los dominicanos en el exterior, y da muestra de nuestra visión de una política exterior inclusiva y sensible a las necesidades de nuestra comunidad en el extranjero. El INDEX ha dado muestras de como estos datos se convierten en proyectos e iniciativas, acuerdos y acciones en áreas como la formación y capacitación; la vinculación de nuestros compatriotas en el extranjero con el desarrollo de sus comunidades de origen y el fomento de la dominicanidad en todas sus manifestaciones. Por esta razón, yo que desde mi propio testimonio reconozco y he vivido la experiencia de ser un dominicano lejos de su tierra, su familia y su gente, les reitero que este gobierno tiene claro su compromiso y responsabilidad, de estar cerca, de generar las condiciones para ser recíprocos y devolver todo lo que con gran esfuerzos ustedes han entregado a nuestra gente. Agradecemos a todos los que han trabajado en este proyecto y esperamos que sea un recurso valioso para todos los dominicanos, sobre todo un documento estadístico referente para las instituciones publicas y privadas, agencias de cooperación, los medios de comunicación y a todos los interesados por conocer como están compuestas nuestras comunidades alrededor del mundo. Desde el MIREX e INDEX continuaremos trabajando para que en el exterior siga siendo un orgullo ser dominicanos. Muchas gracias!

Ver más »
52673875259_3b962a4566_k
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez en la XV Reunión de la Asociación Iberoamericana de Academias, Institutos y Escuelas Diplomáticas.

Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional 6 de febrero de 2023   Estimados amigos, me enorgullece recibirles hoy en el INESDYC, la escuela diplomática más antigua del Nuevo Mundo, y de la cual mi padre fue su tercer director, en una época ya lejana. Vivimos un momento complejo, marcado por la crisis climática, el asedio a la democracia y los derechos humanos, una profunda transformación tecnológica, social y económica, que, si bien promete una era de posibilidades casi ilimitadas, también ha dislocado ciertos consensos que nos guiaban y a la vez ha desatado una agresiva competencia por la hegemonía global. Por otro lado, la invasión a Ucrania y el aumento de las tensiones alrededor de Taiwán son muestras de un mundo aun dividido en bloques enfrentados y que a diferencia de la guerra fría se enmarca en un contexto donde no hay un diálogo directo entre los líderes de ambos bloques y, para peor, con un mayor y más diverso arsenal armamentístico. Además, después de dos décadas registrando avances sociales a nivel mundial, la crisis de 2008 y la pandemia, han generado verdaderos retrocesos en términos de logros sociales. El mundo, nuestros países, sobre todo, aun enfrentan grandes masas de pobreza y desigualdades estructurales que lastran severamente los procesos políticos y el progreso social de nuestras sociedades. El momento actual es tan paradigmático que el canciller alemán, Olaf Scholz lo ha denominado un Zeitenwende, un cambio tectónico de época y ha llamado a un profundo rearmamento de Alemania y la OTAN para esta nueva era. Nuestras Escuelas Diplomáticas están llamadas a convertirse en los centros de pensamiento que configuren los nuevos paradigmas, marcos teóricos e interpretativos que den respuesta a esta realidad. Corresponde a las instituciones académicas y los profesionales diplomáticos cumplir su rol creativo, impulsando propuestas factibles para enfrentar estos desafíos de grandes dimensiones, los cuales no pueden ser abordados de manera aislada o unilateral. Es evidente que el multilateralismo y el regionalismo, es la principal herramienta con que cuenta la humanidad para navegar este momento y llegar a puerto seguro. Sobre todo, para países como los de Iberoamérica que, si no actuamos bajo el amparo de fuertes organismos internacionales, corremos el riesgo de quedar fuera de las decisiones más importantes de la humanidad. Lo irónico es que en este momento en el que el multilateralismo y el regionalismo son más importantes, es cuando más divididos nos encontramos, sobre todo los latinoamericanos. Quiero ser optimista, pero creo que hoy estamos más lejos de alcanzar la coordinación y la unidad necesarias para ser actores relevantes en la escena internacional.   De todas formas, no debemos rendirnos. Creo que las escuelas diplomáticas pueden jugar un rol importante en este proceso. Para lo cual es indispensable el flujo de información, que nuestras escuelas aumenten las conexiones académicas, que se mejoren los programas de entrenamiento y capacitación de nuestros funcionarios, que se compartan las experiencias. La cooperación, el multilateralismo renovado y la pluralidad son aquí fundamentos esenciales. En República Dominicana, hemos entendido, el valor de la escuela diplomática en la construcción de un servicio exterior adecuado y profesional, que responda a nuestro interés nacional y a los valores y principios democráticos y de derechos humanos consagrados en nuestra constitución y en los tratados internacionales ratificados por el Estado dominicano. Tal como prometimos en nuestro plan de política exterior, estamos liderando un proceso de rescate, modernización y profesionalización del servicio exterior dominicano, para el cual, nuestra escuela diplomática juega un papel fundamental. Al igual que los que me antecedieron en este podio, le damos la más cordial bienvenida a esta XV Reunión de la Asociación Iberoamericana de Academias, Institutos y Escuelas Diplomáticas. Les auguramos los mayores éxitos. Contamos con que las conclusiones emanadas de esta reunión servirán para impulsar un cuerpo diplomático diverso, crítico y flexible, capaz de impulsar el nuevo marco de las relaciones internacionales del siglo XXI.  

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-11-40-29-am
Discursos

Palabras del Canciller Roberto Álvarez ante el Consejo de Seguridad de la ONU

24 de enero 2023 Muchas gracias señor presidente, Aprovecho la ocasión para expresar al representante de Gabón nuestras condolencias por el lamentable deceso del ministro de Relaciones Exteriores, Michael Moussa Adamo, y le solicitamos hacer extensivas estas condolencias en particular a su familia. Agradecemos a todos los expositores por sus presentaciones en la mañana de hoy, en particular a la representante del Secretario General, la señora Helen La Lime, cuya incansable labor reconocemos. Así mismo reconocemos y felicitamos a Ecuador quien asume como co-portador de la pluma en este importante tema junto a Estados Unidos de América, para lo cual podrán contar con todo nuestro apoyo. Distinguidos miembros del Consejo, representantes permanentes de Haití, Canadá y Belice, En este nuevo año, abrigamos la esperanza de que los múltiples asuntos pendientes puedan encontrar respuestas definitivas. El caso que hoy nos ocupa, la crisis haitiana, se ha hecho recurrente desde el pasado año y, a pesar de la atención prestada, sigue pendiente de una salida favorable para la paz y la concordia en Haití. El 21 de octubre pasado, este Consejo aprobó la resolución 2653 que estableció un Comité de Sanciones para aquellos que financian a las organizaciones criminales que siembran violencia y caos en Haití. Sin embargo, la principal demanda de las autoridades haitianas, avalada por el Secretario General, el despliegue de una fuerza robusta de asistencia a su Policía Nacional para eliminar la violencia espantosa que afecta ese país, aún permanece sin una hoja de ruta. ¿Cuáles son las perspectivas reales de que este Consejo de Seguridad actuará finalmente en la prolongada crisis haitiana, a partir de las propuestas concretas que están en las manos de este órgano? Conscientes del cuestionable legado de anteriores misiones de la ONU en Haití, el Gobierno dominicano entiende que es legítimo considerar y planificar adecuadamente cualquier respuesta para evitar errores del pasado y, sobre todo, para evitar una solución que desconozca la voluntad de los haitianos. Pero, como testigos directos del drama humano en el país vecino, también sabemos que cada minuto de espera implica un mayor descalabro de la situación y sufrimiento para ciudadanos inocentes. Siempre hemos reconocido que un pacto nacional que lleve a la celebración de elecciones justas, libres y transparentes es un elemento esencial para recuperar la estabilidad en Haití, a través de la legitimidad de sus autoridades. Sin embargo, debemos enfatizar que ese pacto nacional y esas elecciones necesariamente deben estar acompañadas de un urgente proceso de pacificación, algo que hoy no se vislumbra. Además de la consternación que nos provoca la situación de nuestros vecinos, podemos reiterar sin ligereza y con la mayor firmeza, que esta representa una amenaza de seguridad nacional para República Dominicana.   Somos el único país que comparte frontera terrestre con Haití, en una isla relativamente pequeña. Nuestras economías y el comercio están imbricados. Los haitianos son los principales inmigrantes a territorio dominicano. Frente a la imposibilidad de formalizar un adecuado manejo de la gestión fronteriza con responsabilidad compartida, ese espacio se ha convertido en una fuente de problemas, como la trata de personas, tráfico de armas y de sustancias ilícitas; así como el contrabando de mercancías, flagelos que nuestro gobierno combate a capa y espada, con ayuda de nuestros socios internacionales, pero bajo condiciones cada día más difíciles. La gobernanza de una frontera de esta naturaleza resulta prácticamente inmanejable cuando uno de los dos lados está imposibilitado de garantizar el imperio de la ley. También se presenta el reto del suministro de servicios básicos a la población migrante irregular y su impacto en las políticas sociales del Estado dominicano. Esta realidad no está motivada por una actitud antiinmigrante. República Dominicana es un emisor neto de migrantes y nuestra historia está marcada por movimientos humanos en los dos sentidos. Pero cuando el flujo de personas no ocurre dentro de los cauces legales, de manera ordenada y segura, esta implica riesgos políticos, sociales, económicos y de seguridad, y resulta difícil garantizar los derechos correspondientes. Muchos de los gobiernos aquí representados, en particular los P5, aún siendo países de ingresos altos, también han mostrado su profunda preocupación ante la dificultad de manejar adecuadamente crecientes olas migratorias irregulares. Imaginen ese reto en el contexto dominico-haitiano, dada la crisis humanitaria e institucional de Haití. Es por esto que, nuevamente aclaramos, el gobierno dominicano está compelido a tomar las medidas necesarias para frenar el impacto que la violencia y el deterioro institucional de Haití pueda tener sobre nuestro territorio. Nuestro país es solidario y respetuoso del derecho internacional, y más aún siendo Haití un país amigo con el que nos une un tratado de paz y amistad perpetua. Lo hemos repetido innumerables veces, estamos dispuestos a seguir jugando un rol de buena vecindad. Pero nuestro involucramiento sería muy distinto si existiera el apoyo concreto de la comunidad internacional para restaurar la paz y la seguridad en Haití. Desde 2019, siendo miembro de este órgano, República Dominicana expresaba y reiteraba su preocupación de que se redujera el alcance de la Misión en Haití e insistíamos en que era necesaria una misión fuerte, con amplias capacidades y con el suficiente financiamiento para poder realmente llevar paz y estabilidad duradera a Haití. Hoy, la situación del hermano país, lejos de mejorar, tiende a agravarse y por ello es que continuamos alertando sobre su constante deterioro. Señor presidente, Si coincidimos que la humanidad enfrenta un punto de inflexión, un “cambio tectónico de los tiempos”, un Zeitenwende, como ha expresado el canciller alemán Olaf Scholz, para referirse a la crisis del multilateralismo, que hoy no responde a la realidad actual. En consecuencia, hay que modernizar esta Organización para que pueda servir como herramienta para salvaguardar la seguridad universal y hacer valer los valores de su carta fundante. Esta es una visión compartida por el presidente Xi Jinping y por la reciente estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Ante esta sorprendente coincidencia entre el liderazgo mundial, resulta claro que el futuro exige una Organización más empoderada. Una que, sin dejar de poner su empeño en librar

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-11-43-41-am
Discursos

Discurso canciller Roberto Álvarez en Reunión del Consejo De Seguridad De La ONU sobre la situación en Haití

21 de diciembre, 2022 Señora presidenta, señores miembros del Consejo de Seguridad en particular, deseamos reconocer la designación de Gabón como Presidente del Comité de Sanciones, agradecerle al embajador Biang por su presentación, desearle éxito en sus dedicadas e importantes funciones y asegurarle la colaboración del Gobierno dominicano; Madame Amina J. Mohammed vicesecretaria general de la ONU, Madame Helen La Lime representante del secretario general de las Naciones Unidas en Haití, ministros de Relaciones Exteriores Jean Victor Géneus de Haití, embajador Bob Rae de Canadá: En este Consejo se han presentado hasta la saciedad, datos que reflejan las terribles violaciones a las que ha sido sometido el pueblo haitiano por las bandas criminales que controlan gran parte del territorio, incluyendo el 60% de Puerto Príncipe. A esas desgracias, hoy se agregan un brote de cólera y hambruna generalizada. Hace pocos días, llegó a Haití un cargamento de 1.2 millones de vacunas para combatir el brote de cólera, de una cepa aún más virulenta que la original que, en pocos meses, ha segado la vida de por lo menos 2,000 personas; pero, de nuevo, la violencia obstaculiza su adecuada distribución. Hace tres meses bandas criminales bloquearon la terminal portuaria de Varreux, impidiendo la distribución de combustible, dejando sin energía eléctrica a gran parte del país. Señores, en el área de Puerto Príncipe, de acuerdo a nuestras fuentes, prácticamente todos los bebés en incubadoras murieron, así como la mayoría de las personas que necesitaban oxígeno. Hoy existen suficientes elementos de juicio para atribuir el reciente brote epidémico de cólera a esa escasez de combustible, que interrumpió el suministro de agua potable por parte de la compañía nacional de agua en Haití, DINEPA. Recordemos que la epidemia original de cólera registrada en 2010 en Haití se esparció a otros países de la región como República Dominicana, Cuba y México. Ante esta situación, nos preguntamos: Si la violencia dificulta entregar vacunas y combustible, ¿cómo podrán repartirse los alimentos para alrededor de 5 millones de personas en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria aguda en el 2023, incluidos unos dos millones de niños, niñas y adolescentes, de los cuales aproximadamente 250,000 padecen desnutrición aguda? Ante este dramático cuadro, ¿cómo pretender distribuir boletas de votación para las demandadas elecciones en Haití? ¿Cómo podemos concebir que una nación sobreviva a un asedio constante de muerte, violencia sexual, secuestros? En la medida de nuestras posibilidades, República Dominicana hace su parte por apoyar a nuestro vecino. A título de ejemplo, desde el cierre de Varreux, nuestro país viene facilitando el suministro de acceso a combustible para mantener algunas operaciones básicas en Haití. En diversas operaciones realizadas entre noviembre octubre y mediados de diciembre, a solicitud de las autoridades haitianas, facilitamos la compra de cientos de miles de galones de diésel, gasolina y fueloil. Este combustible se destina a hospitales, supermercados, zonas francas, agroindustrias, bancos, embajadas de terceros países, algunos representados ante este Consejo de Seguridad, y organismos internacionales que operan en Haití, como el caso de esta Organización. También hemos recibido y atendido solicitudes de apoyo en seguridad para el transporte de personal diplomático de otros países y de organismos internacionales en Haití. Y ni decir de la prestación de servicios de salud a decenas de miles de haitianos que vienen a buscarlos en nuestra red pública, por la imposibilidad de encontrarlos en el suyo. Como ejemplo, el 32.4% de los partos en nuestros hospitales públicos son de migrantes haitianas; servicios, por demás, ofrecidos gratuitamente. Sin embargo, como lo hemos manifestado en múltiples ocasiones, la República Dominicana sola, no puede cargar sobre sus hombros la solución de la terrible crisis haitiana. Distinguidos representantes, El gobierno y la policía haitiana están haciendo esfuerzos considerables por retomar el control de su territorio. Sin embargo, la tarea requiere el concurso de todos los Estados aquí representados. Sabemos e insistimos en que la solución de la crisis haitiana surgirá solo del pueblo haitiano y sus líderes, a través de un diálogo tesonero y una concertación política duradera, celebramos el anuncio que ha hecho en este momento el Ministro Géneus, ojalá que ese diálogo fructifique y continúe esparciéndose; pero hoy Haití no puede lograrlo solo; como en repetidas ocasiones lo han expresado las más altas autoridades haitianas. Primero se deben crear en el terreno las condiciones fácticas para que ese diálogo y concertación sean posibles. Por eso, nuestro gobierno ha expresado su más firme respaldo a la posición del secretario general, Antonio Guterres, de que, “mientras se consolida la ayuda a la capacitación de su policía, es necesaria una fuerza robusta, capaz de recuperar la paz y poner fin a la violencia desatada por las bandas armadas, infiltradas por el poder político y económico”. Reconocemos que las resoluciones 2645 y 2653, han dado sus primeros frutos al iniciarse la aplicación de sanciones de manera bilateral a quienes financian las pandillas; ahora, esperamos que el próximo enero inicien sus labores el Comité de Sanciones y el panel de expertos ordenados en dichas resoluciones, a fin de tener mayor alcance en la persecución de los criminales. En nuestra opinión, se cruzó ya el umbral de las buenas intenciones. Este Consejo está conminado a concretizar cuanto antes la propuesta de la resolución 2645, integrando una fuerza multinacional en apoyo de la Policía Nacional de Haití, siendo este el único camino viable en el corto plazo para redimir al pueblo haitiano de su horrenda situación actual y así llevar la merecida tranquilidad a nuestra América. Finalmente señora presidente, deseamos despedir y agradecer al embajador Juan Ramón De La Fuente y a México como miembros del Consejo de Seguridad por todo su esfuerzo, que han llevado a cabo con copenholder de este tema de tan vital importancia para nuestro país y para nuestra región. Muchas gracias.  

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-11-54-07-am
Discursos

Discurso canciller Roberto Álvarez 88ª Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)

08 de diciembre de 2022 Excelentísimas señoras Ministras y Excelentísimos señores Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Miembros del Sistema de la Integración Centroamericana; Honorables Viceministros y equipos que los acompañan; Honorables Embajadores Extraordinarios y Plenipotenciarios, Jefes de Misiones y delegaciones de los países del SICA acreditados en República Dominicana; Su Excelencia Werner Vargas, Secretario General del SICA; Equipo de la Secretaría General del SICA; Señoras y señores: Es de gran gozo para mí encontrarme ante ustedes en esta última Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores del SICA que realizaremos bajo esta Presidencia Pro-Témpore, siendo este el órgano competente sobre la coordinación y seguimiento de las decisiones y medidas políticas de carácter económico, social y cultural que puedan tener repercusiones internacionales. También deseo destacar que esta es la tercera reunión de este órgano que celebramos presencialmente desde 2020, esta vez en la preciosa ciudad de Santiago de los Caballeros. Creo que este retorno más completo a la presencialidad debe contarse entre los logros del Sistema para este año. Por otro lado, debemos congratularnos cada uno porque nos corresponde hoy finalizar la agenda de trabajo de la Cumbre que, si Dios lo permite, celebraremos mañana. Les agradezco por sus continuos esfuerzos para lograr la presencia de sus respectivos Jefes de Estado y de Gobierno durante la misma, apartando tiempo de su ajetreada agenda nacional e internacional para demostrar su compromiso con el proceso de integración que nos une. El SICA no es un organismo como cualquier otro; es un Sistema completo que busca aunar esfuerzos en todas las áreas de acción de nuestros gobiernos, e incluso de la sociedad civil y el sector privado, a fines de lograr garantizar a cada ciudadano la paz, la libertad, y el desarrollo, a través de un marco democrático y participativo. Por esta ambición decenaria, hemos establecido profundas y duraderas relaciones a nivel regional con otros Estados, organismos, y regiones. A pesar de los estragos que han afectado al mundo y nuestra región, es justo decir que hemos salido airosos y más fortalecidos que antes. El testimonio más grande de esta realidad es la continuación del interés de esos terceros actores de establecer relaciones más formales con el SICA, como hoy conoceremos formalmente la solicitud de la República Helénica — Grecia — de unirse al Sistema como Estado observador, buscando colaborar en el fortalecimiento institucional, la libertad de prensa, y los avances en la protección del medio ambiente. Por la extensa agenda delante de nosotros, me circunscribiré a hacer mención de lo que he dicho, mas no deseo cerrar sin antes reiterar nuestro llamado a hacer propio el lema de “adaptar la integración a los nuevos desafíos”. Muchas gracias.

Ver más »
0ac017a0-b5de-477f-943b-a02d0f8ce546
Discursos

Discurso canciller Roberto Álvarez «La Democracia Liberal y su vínculo Intrínseco con los Derechos Humanos: La Última de las Utopías Contemporáneas».

De acuerdo al académico Samuel Moyn (2010), ante el fracaso de los otros sistemas políticos y socioeconómicos, el sistema de valores de los derechos humanos pasó a ser la última utopía. Es decir, ante el fracaso, por ejemplo, del socialismo como camino para la emancipación humana, cuando la fe en la ciencia se enturbia, cuando el mercado desenfrenado no ha devenido en la solución a las desigualdades económicas: la defensa y promoción de los derechos humanos es el ideal que mantiene viva la esperanza de que el porvenir puede mejorar, muy a pesar de los numerosos tropiezos y vicisitudes. Siguiendo el planteamiento de Jürgen Habermas, podemos sostener que la democracia liberal y los derechos humanos están conceptual y ontológicamente vinculados en cuanto se presuponen mutuamente. Es decir, un régimen político en el cual se reconoce la igualdad de derechos y la cosoberanía para todos los ciudadanos parte de un marco que garantice las libertades y los procesos para hacer efectivos esos derechos. De igual modo, el régimen de derechos humanos es cónsono con un marco político que canalice efectivamente las exigencias fundamentales de la sociedad y priorice su protección. Sin ánimo de hacer un recuento exhaustivo, podemos rastrear los antecedentes de esta confianza optimista en el rumbo de la historia y su fe en el progreso que nos depara la Ilustración, periodo en el cual se sentaron las bases de los principios esenciales, los valores e ideales defendidos y promovidos por la democracia liberal moderna. A partir de entonces, y en todas las latitudes, estas aspiraciones se tradujeron en una serie de regímenes políticos y socioeconómicos que prometían dar respuesta a esas aspiraciones de bienestar y emancipación. Los procesos independentistas en América, las revoluciones europeas y las luchas reivindicativas en África u Oriente, se explican y vinculan al ideal de progreso que orienta una esperanza de que todo puede ser mejor, que es posible lograr bienestar individual y colectivo. No obstante, es a partir de 1945, pero sobre todo a partir de los procesos a los cuales Huntington denominó la tercera ola democrática, iniciada en la década de los 70s, en particular en 1974, con la revolución de los claveles el 25 de abril de 1974 en Portugal, cuando los ideales de la democracia liberal y los principios de los derechos humanos adquirieron una aplicación real y una vigencia global que les convirtió en aval de la legitimidad de los regímenes políticos y de los gobiernos. Con esto, los derechos humanos dejaron de ser una cuestión meramente jurídica y se transformaron en un cuerpo moral y político, en un valor cultural con alcance global, sobre el cual se entrelazan las relaciones entre los Estados y los cada vez más relevantes actores no gubernamentales de alcance transnacional, como, por ejemplo, Amnistía Internacional o Human Rights Watch. De esta manera, los derechos humanos llegaron a finales del siglo XX como un proyecto de «moralidad internacional legalizada» y como espacio para atribución de responsabilidad del Estado (Moyn, 2015, p. 154). Como afirma David Kennedy, los derechos humanos se han posicionado como el canal de expresión por antonomasia de todas las reivindicaciones sociales, pero desde abajo, lo que implica que todos los reclamos populares adquieren legitimidad y atención cuando se traducen al lenguaje de los derechos humanos y se manifiestan dentro del marco político-legal de la democracia. Bajo la bandera de los derechos humanos convergen una multitud de aspiraciones disímiles que, en esencia, buscan la trasformación social, el bienestar, la paz, la dignidad, la igualdad y el fin del autoritarismo. Sin embargo, los últimos procesos geopolíticos, las consecuencias de la pandemia y la persistencia del flagelo de la guerra impelen a una clara diferencia entre el ideal de progreso de pensadores como Rodó, quien confió firmemente en el esfuerzo humano y su posibilidad de alcanzar un futuro promisorio, y la desesperanza del momento actual. En palabras de Zigmunt Bauman: “El progreso, en resumen, ha dejado de ser un discurso que habla de mejorar la vida de todos para convertirse en un discurso de supervivencia personal.” Centrándonos en nuestra región, podemos hablar de un “tiempo convulso”, en el cual Latinoamérica se aleja de la estabilidad social y política que había alcanzado desde finales de los años 90’s. La democracia registra su quinto año consecutivo de retroceso y recibió el año pasado su puntaje más bajo en la historia del índice de Freedom House. En áreas en las que la región había avanzado —en proceso electoral y pluralismo, así como en libertades civiles— hemos visto recientemente una regresión con fuertes tendencias autoritarias. Esto nos dice que las naciones latinoamericanas atraviesan por serias dificultades democráticas, agravadas por restricciones a las libertades civiles durante la pandemia. Vivimos un retroceso en la aplicación de los valores democráticos y sus instituciones, con su consecuente aumento de las violaciones de los derechos humanos.  Varios gobernantes han vaciado de contenido el concepto de democracia y de derechos humanos, abusando, incluso, de los procesos legales. Debemos incluir también, en algunos casos, a los poderes legislativos como entes retardatarios. De hecho, los organismos y los mecanismos con los que contamos, como la Carta Democrática Interamericana, fueron concebidos en un contexto y para responder a un tipo de amenazas tradicionales a la democracia y los derechos humanos, como los típicos golpes militares de antaño, que distan mucho de los desafíos actuales, como: frenar la manipulación de la información y de los procesos electorales a través de las nuevas tecnologías, impedir el abuso de las instituciones para violentar o burlar la soberanía popular, e impedir que una mayoría electoral de pie a la restricción de derechos, etc. Frente a las nuevas circunstancias carecemos de los conceptos adecuados, por lo que estamos obligados a repensar y expandir el léxico de los derechos humanos. Una reaproximación conceptual, no sólo tiene la capacidad de describir, sino incluso abre la posibilidad de crear una nueva categoría. Así, después de la Segunda Guerra Mundial, dos juristas de ingente talla intelectual hicieron un enorme esfuerzo teórico por elaborar conceptos jurídicos que

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-11-43-41-am
Discursos

Palabras del Sr. ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, en la sesión especial del consejo de seguridad de la ONU relativa a la situación en Haití

17 octubre, 2022 Señor Presidente: Bastante se ha dicho y escrito, acerca de la crisis que amenaza la existencia de buena parte del pueblo haitiano, que sufre estoicamente una aterradora normalización de la violencia, la degradación del medio ambiente y la salud, que ha consternado a la comunidad internacional. Agradecemos a los miembros del Consejo de Seguridad su empeño en responder a esta situación de emergencia y al Secretario General por sus importantes esfuerzos en impulsar esta dinámica en seguimiento a la crisis haitiana. En los actuales momentos, a la luz de lo que ya todos sabemos, es legítimo esperar que el Consejo de Seguridad responda favorablemente a las repetidas solicitudes de acción. En particular, a las de las propias autoridades haitianas, formuladas al Consejo y a la comunidad internacional, de asistencia urgente para frenar los excesos, tropelías y crímenes de las pandillas armadas; estos delitos afectan gravemente el bienestar del pueblo haitiano, privándole, el acceso a los alimentos y los servicios básicos de salud, que, según un informe de la BINUH, victimiza especialmente a mujeres y menores de edad. Nuestro país ya ha manifestado su respaldo, y hemos actuado acorde, a la solicitud de ayuda hecha por el Primer Ministro de Haití. Asimismo, apoyamos firmemente un régimen de sanciones y de embargo de armas que sean aprobadas por el Consejo de Seguridad, contra individuos e instituciones, tal y como ya hizo nuestro Gobierno. Como si tales calamidades fueran pocas, ha surgido un brote epidémico de cólera en Haití que podría significar la pérdida de miles de vidas adicionales. Por su forma de propagación y nefastos efectos, producidos en el pasado reciente, la comunidad internacional debe actuar con presteza. Frente a este patético drama, lo que esperan las autoridades y el pueblo haitiano es una respuesta efectiva que abra alguna esperanza de alivio a las catastróficas consecuencias que vive en la actualidad Como ya hemos afirmado, todos los esfuerzos en procurar un ambiente de paz en ese país deben ser paralelos a un proceso político inclusivo, liderado por los propios haitianos, en aras de alcanzar la necesaria unidad nacional, para abordar las causas fundamentales de su prolongada crisis. Sin embargo, nos encontramos en un punto de inflexión, cuya prioridad es pacificar y llevar toda la ayuda humanitaria posible para paliar la desesperación que vive la población haitiana. Entretanto, en vista de esa alarmante situación sanitaria y dada la facilidad y rapidez natural para la propagación de enfermedades, nuestro país está realizando programas de salud y vigilancia epidemiológica activa a nivel fronterizo, junto a otras medidas para prevenir la población dominicana de esa amenaza sanitaria. Señor Presidente: Estamos frente a una crisis humanitaria y de inseguridad sin precedentes en Haití. Es menester abordarla con la urgencia que amerita el caso. No hay tiempo que perder. Apelamos, una vez más al Consejo de Seguridad a que utilice todos los recursos y medios a su alcance, para revertir el curso de esta situación y evitar de forma efectiva que la misma desborde las fronteras de nuestro vecino país. Once millones de haitianos lo reclaman ante al único organismo multilateral que tiene el mandato y la responsabilidad de realizarlo. Muchas gracias.

Ver más »

Discurso del canciller Roberto Álvarez en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR)

12 de octubre 2022 “UNA VISIÓN ACTUAL DE LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO DEL PRESIDENTE LUIS ABINADER” Hace dos años y dos meses llegamos al gobierno con un amplio y bien documentado programa de política exterior para el gobierno de Luis Abinader que ha servido de guía para nuestros trabajos. Este programa se afianza sobre tres ejes esenciales: Primero: la protección de los dominicanos en el exterior, Segundo: la promoción de las exportaciones y la atracción de inversión extranjera, y Tercero: la promoción de los valores democráticos y los derechos humanos. Ahora bien, debo resaltar un aspecto esencial: para implementar estos tres ejes, es un requisito indispensable un servicio exterior profesional y debidamente entrenado. El 16 de agosto de 2020, estábamos en medio del peor momento de la pandemia: esta apenas iniciaba, no existía vacuna y nos encontrábamos sumidos en incertidumbres. Se trataba de un hecho catastrófico imposible de predecir en nuestro programa de política exterior. Inmediatamente, desde el MIREX iniciamos una estrecha colaboración con el presidente de la República, Luis Abinader, la vicepresidenta, Raquel Peña, y el Gabinete de Salud en la búsqueda de vacunas e insumos sanitarios para enfrentar el COVID-19. Como resultado de las gestiones diplomáticas, se recibieron donaciones de vacunas, ventiladores, y diversos insumos médicos por parte de varios países amigos. Reforma y modernización del servicio exterior El hecho de que hayamos llegado al gobierno justo cuando el mundo cerró fronteras y se paralizaron los viajes, nos permitió enfocar el trabajo a lo interno del ministerio, concentrándonos en profesionalizar y modernizar el servicio exterior. En el proceso de designación de los embajadores, se promovieron 11 ministros consejeros de largo servicio a jefes de misión, algo inédito en el servicio exterior dominicano, rompiéndose un techo de cristal. Encontramos en el ministerio una nómina supernumeraria, con cerca de 1200 personas que cobraban sin trabajar, las cuales fueron desvinculadas inmediatamente. Esta disponibilidad de recursos permitió establecer una escala salarial digna para nuestros servidores, en cumplimiento con la legislación vigente. Establecimos el seguro de salud internacional para todos los funcionarios del servicio exterior y sus familiares, seguro que antes solo se otorgaba a embajadores y ministros consejeros, incumpliéndose con esto la legislación dominicana y la de varios países de destino. Adicionalmente, se estableció una jerarquía de nuestras misiones diplomáticas a partir de 12 criterios objetivos, estipulando también un número idóneo de funcionarios por misión, para establecer un límite total de servidores. A través del Instituto de Educación Superior en Formación Diplomática y Consular (INESDYC), nuestra escuela diplomática, hemos realizado numerosos programas formativos intensivos para los servidores del ministerio, graduando 359 de ellos en diversas áreas especializadas. Hemos actualizado los programas educativos de la escuela, vigorizado los cursos de idiomas y ampliado la oferta de formación continua. Hemos iniciado la rotación efectiva de los funcionarios del ministerio, algo que antes no se cumplía. El traslado de los servidores de una misión a otra y su retorno temporal a sede, denominado rotación, es un requisito esencial del servicio exterior, para garantizar la consolidación de competencias y su empleo en diversas áreas del servicio y mantener los vínculos primarios con el país. Estas reformas, presentadas escuetamente, ejemplifican el impulso de un paradigma dentro del ministerio, lo que ha generado una nueva mística en la institución, propiciando la vocación de servicio en nuestros funcionarios, algo palpable. Protección de los dominicanos en el exterior El primer eje de nuestra política exterior es la protección de los dominicanos en el exterior. Permítanme ofrecerles cinco ejemplos de la protección que hemos brindado. En el lamentable caso de la tragedia de Chiapas, México, en diciembre del año pasado, tras volcarse un camión que transportaba migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos, fueron identificados quince (15) ciudadanos dominicanos, doce (12) víctimas mortales y tres (03) heridos. Servidores de este ministerio, junto a las autoridades de ese país, trabajaron intensamente en la identificación de las víctimas dominicanas, ofreciendo asistencia a sus familias y el traslado de los cadáveres al territorio nacional. Cuando inició la invasión rusa a Ucrania, funcionarios de este ministerio trabajaron para identificar a 20 dominicanos y sus familiares que vivían en ese país y brindarles apoyo para evacuar el territorio de Ucrania. Hemos recibido múltiples solicitudes de asistencia en favor de dominicanos secuestrados en Haití, incluyendo un funcionario de nuestra embajada. En todos los casos, los funcionarios de este ministerio han aunado esfuerzos con las autoridades dominicanas y haitianas para apoyar en la liberación. En septiembre de 2020 brindamos apoyo diplomático y consular a 83 pescadores dominicanos que fueron apresados en territorio marítimo de Bahamas. En un trabajo conjunto a CODOPESCA y el gremio de pescadores de Puerto Plata, en un corto período logramos repatriar a 78 de ellos al lograr condenas leves. En agosto de 2022, fuimos alertados por nuestra embajada en Argentina de una situación de violencia de género contra una dominicana y su hija menor radicadas en ese país. Gracias a los esfuerzos de funcionarios de este ministerio, pocas semanas después, logramos traer a la señora y su hija al país, sanas y salvas y reunificarlas con sus familiares. Son varios los casos lamentables de este tipo que hemos tramitado. Además, hemos realizado numerosos servicios relativos a documentación, traslado de cadáveres, legalizaciones, protección a dominicanos privados de libertad en el exterior, etc. También hemos fortalecido el Instituto de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior (INDEX), el cual, consciente de la necesidad de información fidedigna y actualizada sobre nuestra diáspora, creó el primer registro socio demográfico de los dominicanos y dominicanas residentes en el exterior, e implementó varias iniciativas favorables que incluyen el reconocimiento a su trabajo en beneficio de las sociedades que les acogen, la firma de acuerdos con instituciones privadas para otorgar becas a nuestros jóvenes, como fue el proyecto DUSA CODES para aprender programación de videojuegos, y diversas acciones dirigidas a promover la defensa de los derechos de los dominicanos en otros países a través de charlas de capacitación y encuentros de orientación en materia migratoria, financiera y de servicios públicos. El INDEX

Ver más »

Discurso canciller Roberto Álvarez Reunión Ministerial del Grupo de revisión de la implementación de Cumbres (GRIC) Aceptación Sede X Cumbre De Las Américas

Jueves 6 de octubre de 2022 Lima, Perú   Muchas gracias señor presidente,    Distinguidos Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores, Jefes de delegación,    En nombre del Presidente Luis Abinader, del gobierno y del pueblo dominicano, agradezco la distinción y honor al aceptar a República Dominicana como sede de la 10ma Cumbre de las Américas en esta reunión Ministerial del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres.    Hacemos un reconocimiento especial al gobierno de los Estados Unidos de América por iniciar el proceso de Cumbres y haberlo mantenido vigente en el tiempo, continuaremos colaborando estrechamente con Estados Unidos por cumplir con los compromisos asumidos en la 9na Cumbre.    República Dominicana está comprometida con el multilateralismo y plenamente convencida de la oportunidad que brindan estos escenarios internacionales.    Esa vocación se ha cristalizado en nuestro desempeño y hemos acumulado suficientes experiencias para abocarnos a un evento de esta magnitud.    Ya hemos sido sede de importantes cumbres, asambleas y reuniones ministeriales y sectoriales, de las cuales resaltamos solamente algunas de las más relevantes: La segunda Cumbre de la Organización de los Estados Africa Caribe Pacifico, en 1999; la décimo segunda Cumbre Iberoamericana, en 2002; las Asambleas Generales de la OEA, en 2006 y 2016; y la quinta Cumbre de Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en 2017.   Además, actualmente ostentamos las presidencias Pro-Témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), así como de la Conferencia Iberoamericana, cuya cumbre se realizará en República Dominicana en marzo del próximo año.   Por esto, para nuestro país es un honor asumir la responsabilidad de organizar la próxima Cumbre de las Américas, para la cual, como siempre, pondremos todo nuestro empeño y disposición a los fines de llevarla a cabo con el más alto nivel y de manera inclusiva.     Nos comprometemos a trabajar estrechamente con todos los países para llevar a esa cumbre los temas más acuciantes de nuestro hemisferio y para lograr los mejores resultados posibles.   Muchas gracias.  

Ver más »