República Dominicana
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template

NOTICIAS MIREX

Imprimir
Correo Electrónico

Noticias » Discursos

Discursos

Palabras para la reunión del Consejo de Seguridad Roberto Álvarez, 3 de julio de 2024

Distinguidos miembros de este Consejo, Señor Garry Conille, Primer Ministro de Haití, agradecemos la clara visión para su país que usted acaba de exponer y RD le ofrecerá todo el apoyo dentro de nuestros esfuerzos y posibilidades, puede contar con ello. Señora Dominique Dupuy, Ministra de Relaciones Exteriores de Haití, Señora María I. Salvador, Representante Especial del Secretario General para Haití, cuya incansable labor y la de su equipo, reconocemos. Representantes de Canadá, St. Kitts and Nevis, y de Kenia. Tras mi última comparecencia ante este honorable órgano, el Consejo Presidencial de Transición de Haití designó un Primer Ministro y este un gabinete ministerial. Además, los primeros contingentes de la Misión de Apoyo a la Seguridad en Haití se encuentran ya apostados en Puerto Príncipe. El primer ministro Conille y su gabinete tienen la ingente tarea de encaminar su país por senderos de paz y prosperidad. La invitación que desde sus primeras palabras ha hecho a la clase política haitiana es un propósito loable que, si bien requerirá de importantes esfuerzos, será la única vía para reestablecer la institucionalidad y la paz en Haití.  Señor presidente, El mérito y la responsabilidad principales corresponden al pueblo haitiano y a sus líderes. Pero el apoyo de la comunidad internacional ha sido fundamental. Tanto el liderazgo del secretario general Antonio Guterres, como la labor de este Consejo. Debemos resaltar el apoyo de Estados Unidos que asumió gran parte del financiamiento y, ni que decir de la valentía del gobierno de Kenia que asumió el liderazgo de la Misión. Asimismo, es imprescindible destacar el incansable trabajo de mediación realizado por la CARICOM, cuyos esfuerzos políticos y diplomáticos han sido fundamentales para promover el diálogo y la reconciliación en Haití, además de coordinar asistencia internacional y contribuir con personal para la MSS. El compromiso de Canadá con el entrenamiento y equipamiento de la Misión, así como el apoyo decidido de varios otros países con tropas, equipos y financiamiento, son muestras fehacientes de la determinación y solidaridad de la comunidad internacional para ayudar a Haití a superar sus desafíos y construir un futuro más estable y próspero. El incipiente progreso que hoy vemos es fruto de la cooperación multilateral, un fuerte desmentido a sus críticos y una prueba de que este es el camino correcto. República Dominicana, como dije, apoyará la misión ofreciendo asistencia médica al personal de la MSS en el territorio dominicano. Un aspecto clave para contribuir al éxito de la Misión. Otro apoyo puntual que no puede faltar y que debe ir en aumento es el financiero; como ha señalado la representante del Secretario General, por tanto, hacemos un llamado urgente a todos los países que han comprometido fondos para la MSS a cumplir con sus ofrecimientos y depositarlos ya, a redoblar sus aportes y mantenerlos de forma sostenida. A los países que aún no han considerado una contribución, les hacemos un encarecido llamado a considerarlo con la premura que la coyuntura de Haití exige; cada minuto que pasa puede poner en riesgo el futuro de una vida más. En lo que respecta a este Consejo de Seguridad, se debe agilizar el cumplimiento de las resoluciones 2653 y 2699, relativas al embargo de armas y las sanciones para los auspiciadores de las organizaciones criminales en todas sus formas, como ha sido señalado por varios oradores en la mañana de hoy. Ahora que el componente policial aumentará su efectividad en Haití, esas resoluciones deben hacerse sentir en su plena vigencia. Señor presidente, La BINUH ha logrado avances significativos en Haití a través de las reformas judiciales, capacitación de funcionarios y colaboración con la Policía Nacional para reducir la criminalidad. Ha promovido los derechos humanos, apoyado proyectos comunitarios generadores de empleo y programas educativos para jóvenes. Su coordinación en respuesta a desastres y alianzas con ONG’s han sido vitales para asistir a las poblaciones vulnerables, reafirmando su papel crucial en el progreso y estabilidad del país. En el contexto de una crisis multidimensional, la BINUH se ha erigido en un faro de esperanza para el pueblo haitiano y en esta nueva etapa, debe mantenerse como un pilar indispensable para brindar apoyo al nuevo gobierno y a la Misión de Apoyo para la Seguridad en Haití. Asimismo, la BINUH debe desempeñar un papel vital en la coordinación del proceso electoral, el cual otorgará legitimidad al nuevo gobierno haitiano. Su sólida preparación y reconocida credibilidad la posicionan como la entidad idónea para liderar este trascendental esfuerzo, asegurando la celebración de elecciones transparentes, justas y representativas. Existen méritos de sobra para ello, incluyendo el legado de decenas de dignos servidores internacionales de esta venerable organización que vertieron su sangre en pos de asistir al pueblo haitiano, incluyendo nacionales de este Consejo y de esta organización. Por tanto, instamos al Consejo a reconocer la importancia de la BINUH y a renovar su mandato con el fin de asegurar la paz, la estabilidad y el desarrollo de Haití. Señor presidente, En este momento crítico la solidaridad y el compromiso inquebrantable con Haití son más vitales que nunca. Durante los últimos -casi- tres años, hemos sido testigos de los esfuerzos realizados en este Consejo, demostrando nuestra confianza en el sistema de las Naciones Unidas y nuestra política de buena vecindad con Haití. Pero, no podemos conformarnos con los logros alcanzados. El camino hacia la paz y el desarrollo en Haití es desafiante, pero unidos podemos marcar la diferencia con los líderes y el pueblo de Haití. Cada contribución es un paso más hacia un futuro mejor para el pueblo haitiano. Instamos a todos a mantener este compromiso inquebrantable y a trabajar incansablemente para aliviar el sufrimiento del pueblo haitiano, brindándoles la oportunidad de forjar un futuro próspero y pacífico. Es nuestro deber como miembros de la comunidad internacional, estar a la altura de este gran reto y demostrar que la solidaridad y la compasión trascienden fronteras. Muchas gracias.  

Ver más »
Discursos

Plenaria del Quincuagésimo Cuarto Período de Sesiones de la Asamblea General de la OEA Discurso del canciller Roberto Álvarez Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana

Señor presidente, honorables señoras y señores jefes de delegación, distinguidos delegados y observadores. Me es grato compartir con ustedes, en nombre de República Dominicana, en este Quincuagésimo Cuarto Período de Sesiones de la Asamblea General de nuestra OEA. En primer lugar, deseo agradecer al gobierno de Paraguay por la hospitalidad y atenciones que nos han dispensado, así como al Secretario General Luis Almagro y al Secretario General Adjunto Néstor Méndez y sus equipos, por los esfuerzos desplegados en la organización de esta asamblea. Quiero empezar estas palabras reconociendo dos órganos fundamentales de nuestra organización. Uno es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que celebra el 65 aniversario de su creación. Durante estos años ha desempeñado un papel estelar en la defensa de los derechos humanos y en el fomento de una conciencia ciudadana sobre el inestimable valor estos. El otro es la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia. Desde la primea misión de observación electoral de la OEA a República Dominicana en 1962, estas han desempeñado un importante papel en el fortalecimiento de la democracia dominicana. Con las elecciones presidenciales y congresual del 19 de mayo pasado sumamos más de quince elecciones con el acompañamiento de la MOE/OEA. Este acompañamiento ha sido sumamente provechoso para el afianzamiento electoral democrático de nuestro país. República Dominicana expresa su firme rechazo al intento de golpe de Estado ocurrido ayer en Bolivia. Desde la adopción de la Carta de la OEA en 1948, pasando por la resolución 1080, adoptada en Santiago de Chile por la Asamblea General de la OEA en 1991, la cláusula democrática adoptada en la III Cumbre de las Américas en Quebec en 2001, hasta la aprobación de la Carta Democrática Interamericana en Lima el 11 de septiembre de 2001, los gobiernos de las Américas establecieron de manera unánime que el sistema democrático es la única vía para acceder al poder y rechazaron de manera contundente cualquier alteración o ruptura constitucional que altere gravemente el orden democrático en un Estado del hemisferio. El resultado de cualquier intento de esa naturaleza no tiene cabida alguna en el sistema interamericano. Manifestamos nuestro firme apoyo al gobierno del presidente Luis Arce. El tema central de esta Asamblea, “Integración y seguridad para el desarrollo sostenible de la región”, es de crucial importancia para el futuro de nuestras naciones, dado que la integración fortalece nuestras economías y fomenta la cooperación comercial, a la vez que promueve la paz y la seguridad en la región. En un mundo cada día más interconectado resulta imperativo robustecer la integración y la cooperación para abordar los desafíos comunes. Algunos que persisten como la pobreza, las desigualdades, la inseguridad alimentaria y la ciudadana, así como los nuevos retos: la emergencia climática y la transformación tecnológica. La reducción de las barreras que impiden el libre flujo de bienes, servicios y capitales, en conjunto con las políticas públicas adecuadas pueden fomentar un crecimiento económico más inclusivo y equitativo. República Dominicana ha experimentado de primera mano los beneficios del comercio internacional y está firmemente comprometida a trabajar con nuestros socios regionales para construir una economía más próspera y competitiva. Tarde o temprano tendremos que interconectar los diversos acuerdos subregionales de comercio para desencadenar el verdadero potencial de una región con mil millones de habitantes, bendecidos con un envidiable manantial de recursos naturales y una matriz compartida de valores. Se requiere mayor creatividad y audacia. La inclusión de las micro, pequeñas y medianas empresas en el comercio regional, en particular aquellas dirigidas por mujeres, resulta impostergable y crucial. Estas son la columna vertebral de nuestras economías y, con las medidas idóneas, podemos fomentar su crecimiento y desarrollo y facilitar su acceso a mercados más amplios. La inversión en tecnología e infraestructura digital que permita a nuestros ciudadanos participar plenamente en la economía global del siglo XXI es urgente. La cooperación en estos ámbitos es esencial para cerrar la brecha digital y garantizar que todos los ciudadanos puedan beneficiarse del progreso económico. A su vez, las modalidades de cooperación no tradicionales han adquirido mayor importancia, especialmente la Cooperación Sur-Sur y Triangular. Estas modalidades están consolidando su papel como innovadoras y tienen un gran potencial para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Del mismo modo, y como parte de nuestro compromiso con avanzar los trabajos de las cumbres de las Américas, República Dominicana fue sede de la Sexta Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA), el pasado mes de marzo. El tema central fue «Energías renovables de las Américas: Integración e Innovación», en la cual se abordaron temas cruciales como la transición hacia una energía limpia, sostenible y renovable. Señor presidente, La seguridad ciudadana es un requisito fundamental para el desarrollo sostenible. Sin seguridad no puede haber crecimiento económico ni bienestar social. Es imperativo redoblar nuestros esfuerzos para combatir la corrupción y el crimen organizado en sus múltiples manifestaciones, como el tráfico ilícito de personas, estupefacientes, armas de fuego y municiones, el secuestro y la extorsión. De hecho, el tráfico de armas es una de las amenazas más graves para la seguridad de República Dominicana, dada la proliferación de estas en manos de violentas organizaciones criminales en la vecina nación de Haití. Para combatir con efectividad este grave problema es indispensable la implementación de controles más estrictos y la colaboración internacional para detener el flujo de armas ilegales. Es por esto que hacemos un enérgico llamado al cumplimiento de las resoluciones 2653 y 2699 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, fortaleciendo el embargo de armas que siguen fluyendo ilícitamente hacia Haití. En República Dominicana, hemos implementado diversas iniciativas para mejorar la seguridad ciudadana, como la reforma de la Policía Nacional y la implementación de programas de prevención de la violencia. Todo esto requiere un abordaje integral y una cooperación más estrecha, incluyendo el sector privado y la sociedad civil, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y el estado de derecho. Es imposible hablar hoy día de desarrollo sostenible y seguridad sin referirnos

Ver más »
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez, para el Lanzamiento Guía Estandarizada para la Celebración de la “Semana Dominicana” en el Exterior

Los dominicanos y dominicanas en el exterior son los mejores embajadores y promotores de nuestra cultura, de nuestros valores, de todo aquello que nos distingue como pueblo y que nos enorgullece. Por eso, nos satisface su presencia esta mañana en el Lanzamiento de la Guía Estandarizada para la Celebración de la “Semana Dominicana” en el Exterior. Por años, a través de estos eventos, muchos de ustedes aquí presentes han contribuido a la promoción de nuestra economía en los mercados internacionales, a estrechar los lazos políticos, sociales y culturales con los países en los que República Dominicana tiene presencia diplomática o consular, y a conectar con la comunidad dominicana en el exterior. Y aquí es menester reconocer al grupo de visionarios que priorizaron el acercamiento con la diáspora y el fortalecimiento de la relación política y económica con nuestro principal socio estratégico, materializando por primera vez, en el 1992, la inicialmente denominada Semana Dominicana en los Estados Unidos de América (SEMADOM). Hoy, gracias al esfuerzo e inspiración de personalidades como las reconocidas en esta mañana, nuestro país cuenta con los cimientos que han permitido la expansión de estas celebraciones hacia otros mercados. En esta Guía se define la Semana Dominicana como un conjunto de actividades organizadas por una embajada o un consulado dominicano acreditado en el exterior, que busca promocionar al país desde los renglones que más se alineen a las prioridades del plan de política exterior del Gobierno dominicano. Dentro de estas perspectivas se encuentran las comerciales, económicas, culturales, de cooperación, entre otras, y cuenta con el apoyo o participación de las áreas internas de este Ministerio, así como otras instituciones públicas y privadas. Con el objetivo de fortalecer la institucionalidad y alinearnos con la nueva política exterior del Estado dominicano, desde este Ministerio hemos identificado la necesidad de diseñar una Guía para estandarizar y reglamentar la celebración de las Semanas Dominicanas en el Exterior. Esta Guía establecerá las pautas y procesos para que nuestras Misiones trabajen de manera ordenada, evitando la dispersión de esfuerzos, eficientizando el uso de recursos humanos, financieros y técnicos, y maximizando la ejecución de acciones en el tiempo. La elaboración de este instrumento es el resultado de un proceso de investigación llevado a cabo por los miembros del Comité Institucional conformado por Viceministerios y Direcciones del MIREX, quienes se unieron para analizar los resultados mostrados por nuestras Misiones en relación con el impacto positivo que generan las celebraciones de las Semanas Dominicanas en las relaciones políticas y en el acceso a los mercados internacionales, de las cuales han surgido iniciativas importantes como acuerdos bilaterales, comerciales y de cooperación. Es importante destacar que la Guía sólo será aplicada a las iniciativas planificadas institucionalmente, por impulso de la sede del MIREX o conforme a la programación de las misiones en el exterior, no a las iniciativas privadas y ya constituidas por Cámaras de Comercio u otras organizaciones con presupuesto propio. Uno de los aportes trascendentales que trae consigo esta Guía es la categorización de los niveles de celebración, como indicaba el audiovisual que acabamos de ver, permitiendo definir la frecuencia con la que cada misión dominicana en el exterior podrá llevar a cabo sus semanas dominicanas, a saber: Misiones Nivel A: Se celebran anualmente. Misiones Nivel B: Se celebran cada dos años. Misiones Nivel C: Se celebran cada tres años. Esta categorización se realizó a través de un trabajo de inteligencia del comité organizador, en el que se identificaron y estudiaron 6 criterios, siendo estos: Escenario geopolítico. Flujo de comercio. flujo de inversión. Acuerdos comerciales. Cámaras de Comercio. Dominicanos en el exterior y cultura. La implementación de estos niveles permite alinear los esfuerzos realizados por los funcionarios en el exterior, posibilitando una mayor concentración en los mercados de más trascendencia para nuestro país. De igual forma, este nuevo esquema, organiza de manera eficiente la presencia y apoyo de los sectores público y privado en estas celebraciones. Señoras y Señores, el Ministerio de Relaciones Exteriores, bajo la visión del señor presidente, Luis Abinader, ha trabajado para ampliar su incidencia y constituirse en un aliado estratégico de los sectores productivos nacionales, para ser un promotor de la cultura dominicana en el exterior y para que el dominicano en suelo extranjero se sienta más cerca de su patria. Continuaremos trabajando para servir a los mejores intereses de nuestra nación y en favor de los dominicanos y dominicanas, sin importar donde se encuentren. ¡Muchas gracias!

Ver más »
5j0a2600
Discursos

Discurso del canciller Roberto Álvarez en ceremonia de Firma del Acuerdo de Gobierno a Gobierno entre el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y República Dominicana, relativo a una Asociación para Proyectos Prioritarios de Infraestructura

Hoy, nos convoca una ceremonia muy especial a propósito de la firma del Acuerdo de Gobierno a Gobierno entre República Dominicana y el Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, relativo al establecimiento de una Asociación para Proyectos Prioritarios de Infraestructura. Este instrumento, solidifica nuestras relaciones bilaterales y crea un nuevo capítulo en los lazos de cooperación entre ambos países. Es bueno recordar que República Dominicana y Gran Bretaña comparten lazos diplomáticos y de amistad de la más larga data. Así, Gran Bretaña fue uno de los primeros países en reconocer oficialmente la independencia y soberanía del recién nacido Estado dominicano. Poco después, arribó al país Sir Robert Schomburgk, primer cónsul general británico en nuestra tierra, el cual se destacó por un encomiable trabajo en el que supo entrelazar la defensa de los intereses de su país con la procura del desarrollo del nuestro. De hecho, tan cercanos han sido nuestros vínculos desde el nacimiento de República Dominicana, que quien manejó las relaciones exteriores de la Junta Central Gubernativa, a propósito del reconocimiento de la soberanía dominicana, fue el ciudadano británico Teodoro Stanley Heneken, quien luego fuere designado como Canciller de la joven nación (1865). Desde entonces, numerosos hitos pueden ser remarcados como ejemplos de una relación bilateral fundamentada en valores compartidos y en la visión concomitante de desarrollo integral de nuestros pueblos. Más recientemente, me gustaría hacer referencia a nuestra valiosa interacción comercial, pues el Reino Unido constituye un socio estratégico en el intercambio de bienes y servicios, alcanzando la cifra de dos mil quinientos millones de dólares durante el período 2016 a agosto de 2023. De igual forma, la inversión extranjera directa del Reino Unido en República Dominicana ha crecido sustancialmente, pasando de 17.4 millones de dólares en el 2021 a 66.8 millones en el 2022, un aumento de 239% en un solo año. Más allá de estas destacables cifras comerciales, en el año 2023 la relación bilateral entre República Dominicana y el Reino Unido amplificó sus horizontes. Prueba de ello fue la firma en marzo de ese año de la Declaración de Intención para la cooperación en materia de defensa, seguridad y gestión de crisis entre ambos gobiernos. Gracias a este instrumento, el Estado dominicano adquirió helicópteros de última generación con los cuales hemos mejorado nuestra capacidad operativa, y aumentado la eficiencia de las labores de seguridad y reacción ante posibles desastres. De igual forma, en junio del 2023 se firmó un Memorando de Entendimiento para proyectos de infraestructura, el cual estableció los parámetros preliminares para la futura cooperación entre ambos países, incluyendo la creación de vínculos comerciales más estrechos y la facilitación de apoyo financiero. En el marco de la amistad y la cooperación, el documento que hoy firmamos tiene como propósito establecer una asociación en materia de infraestructuras, centrada en transferencia de conocimientos, el desarrollo de capacidades, la movilización de financiación para los proyectos, así como la promoción de las inversiones entre inversores de ambos países. En adición, con este instrumento, el Gobierno dominicano tendrá acceso a cooperación reembolsable. Todo ello con el fin de acelerar la ejecución de iniciativas prioritarias en República Dominicana. En este punto, debemos subrayar la trascendencia de este acuerdo, el cual, como dije, prioriza las áreas que el Gobierno dominicano, bajo la visión y el liderazgo del señor presidente, Luis Abinader, mantiene en línea de importancia estratégica para el desarrollo integral del país, como son el agua, la salud, el transporte y la energía. De hecho, la presencia del presidente en este evento manifiesta su compromiso con el avance y desarrollo del país y con ello, la mejora en la calidad de vida de nuestros ciudadanos y la importancia que le asigna al papel de cooperación del Reino Unido en este proceso. Estimados todos, hoy República Dominicana y el Reino Unido dan otro paso significativo en nuestras relaciones, reafirmando su naturaleza de alianza estratégica y permitiendo el aprovechamiento de un sinnúmero de posibilidades de beneficio mutuo, cooperación y prosperidad compartida. Quiero expresar, en nombre del Gobierno de República Dominicana, el agradecimiento a Lord Offord de Garvel, comandante de la Real Orden Victoriana, CVO, ministro de Exportaciones del Departamento de Negocios y Comercio del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por estar aquí con nosotros, por creer en esta asociación estratégica y por permitir que nuestros países continúen estrechando sus lazos a través de instrumentos de tan alta envergadura. Lord Offord, estamos seguros de que pronto daremos cuenta de importantes y medibles resultados. En ese orden, quisiera destacar el gran trabajo de su Excelencia, Mockbul Ali, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, por su incansable y tesonera labor en este acuerdo que se convierte en otra conquista más para nuestros pueblos. Gracias embajador. Finalmente, de parte de República Dominicana, hacemos votos para que este Acuerdo de Gobierno a Gobierno consolide aún más las oportunidades de interacción en todas las dimensiones entre ambos países y pueblos, separados por el Atlántico, pero vinculados por una centenaria historia de cooperación. Muchas gracias.

Ver más »
53541773430_720139b295_k
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez en acto de firma del Convenio Marco de Colaboración entre el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y el Programa Supérate en materia de Trata de Persona

Distinguida Señora Gloria Reyes, directora general de Supérate, viceministros, directores del MIREX que nos acompañan, funcionarios del programa Supérate, representantes de Organismos Internacionales, señoras y señores: Hace no muchos meses, ustedes recordarán la opinión pública se hizo eco de los debates  que surgieron alrededor de la presentación del proyecto de modificación de la ley 137-03 sobre tráfico ilícito de migrantes y trata de personas. Esta ley, tan necesaria, proyecto de ley que aún está, tan necesaria para enfrentar con éxito las redes de la violencia que operan alrededor de estos crímenes, aún no ha podido ver luz, pues los sectores con poder de decisión no hemos logrado ponernos de acuerdo para crear un marco integral para combatir este flagelo aunque estamos trabajando y no me cabe duda alguna de que lo vamos a lograr. Se trata de un marco capaz de ofrecernos herramientas para identificar y proteger a las víctimas y para velar porque la justicia juegue efectivamente su rol reparador y establezca serias consecuencias para los victimarios.  Esta tarea que aún pendiente es de capital importancia para todos los que tenemos un compromiso con la dignidad y la libertad de los seres humanos. Para nuestro Ministerio, es un compromiso continuar con todos los esfuerzos de nuestro alcance para erradicar la trata de personas, objetivo que se alinea con dos ejes esenciales de nuestra Política Exterior, la defensa de los dominicanos en el exterior, que es el primer eje y la promoción de los derechos humanos, que es el tercer eje. Para lograrlo, se requiere un esfuerzo común, unificado, de todas las instituciones públicas y privadas, los supervivientes, las víctimas de la trata merecen este esfuerzo. Quiero contextualizar, el acto de firma que hoy.  Este Ministerio de Relaciones Exteriores, como presidencia y miembro de la Comisión Interinstitucional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes (CITIM), trabajó el Plan Nacional de Acción 2022-2024, en el cual fue plasmado como objetivo el fortalecer la asistencia a los dominicanos y dominicanas en el exterior, especialmente a las víctimas de trata de personas, y esto implicaba protocolos y acuerdos interinstitucionales para ofrecerles asistencia integral. Nos acercamos a decisiones y acciones pensadas en función de lograr el bienestar y la reintegración social de las personas sobrevivientes de este atroz delito, para que puedan tener acceso a la justicia, su inclusión en programas de asistencia social, formación y otras iniciativas para continuar con sus proyectos de vida.   Celebro, sinceramente, esta iniciativa en el marco de la cooperación interinstitucional que, gracias al trabajo de los equipos de este Ministerio y del Programa Supérate, da continuidad a las políticas de transformación del servicio consular, creando los mecanismos para que los dominicanos y dominicanas migrantes cuenten con el respaldo y las oportunidades necesarias para dejar atrás situaciones tan deshumanizantes como la trata de personas.   Finalmente, reconocemos en este convenio una política pública transversal y coherente a la Constitución de la República, a la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, todo ello en interés de proteger la dignidad de las personas y garantizar el respeto a sus derechos humanos.   Muchas gracias

Ver más »
a1d1852b-691c-4be0-b561-433b6413672f
Discursos

Discurso del canciller Roberto Álvarez en el consejo de seguridad sobre Haití

25 de enero de 2024 Señora presidenta,   Distinguidos miembros del Consejo de Seguridad, Su excelencia Jean Victor Généus, ministro de Relaciones Exteriores de Haití, Sra. María Isabel Salvador, enviada especial del Secretario General para Haití, Sra. Ghada Waly, directora ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Sra. Tirana Hassan, directora ejecutiva de Human Rights Watch, Sra. Menissa Rambally, embajadora representante permanente de Santa Lucia en representación de CARICOM, Sr. Martin Kimani, embajador representante permanente de Kenia.   Permítanme desearles un productivo 2024, en el indiscutible aporte que realiza este Consejo en la búsqueda de soluciones a los acuciantes conflictos que afectan a nuestro mundo.   Reconocemos a Argelia, Sierra Leona, Corea, Eslovenia y Guyana, miembros de nuevo ingreso a este Consejo, a quienes deseamos éxito. Hago énfasis particular en Guyana, país que asume la importante labor de presidir el Comité de Sanciones sobre Haití. Embajadora Rodrigues, puede contar con toda la colaboración dominicana.   Agradecemos al secretario general por su más reciente informe sobre la BINUH (S/2024/62), del pasado 15 de enero. En este se recogen los relativos, pero insuficientes, avances de la Policía Nacional de Haití, que ha intensificado sus operaciones contra las bandas criminales, así como la mejoría en la coordinación de sus actividades en tan complicado contexto. Esto es alentador, pero poco satisfactorio, tanto por las expectativas creadas y no enteramente cumplidas, como por el incremento de las estadísticas sobre el crimen y la violencia.   Señora presidenta,   Comparezco por novena ocasión, en menos de cuatro años, ante este notable órgano de las Naciones Unidas, para reiterar la preocupación del Gobierno dominicano por la persistente y aguda crisis que afecta a Haití. La violencia y la inestabilidad política que se viven en nuestra vecina nación tienen un impacto devastador para la población civil, la democracia haitiana y la seguridad regional.   La resolución 2699 [S/RES/2699 (2023)] aprobada por unánimemente por este Consejo, hace ya casi cuatro meses y que autoriza la formación y despliegue de una misión multinacional de apoyo a la seguridad (MSS) en Haití, significó un alito de esperanza dentro del cuadro crítico que presenta ese país.  Lamentablemente, en particular para los que viven bajo el terror cotidiano de las bandas, esta misión, aún no ha sido desplegada. Mientras tanto, Haití se encuentra a las puertas del abismo donde cada día de inacción, es una nueva oportunidad para las organizaciones criminales aumentar su poder y expandir su control. Esta injustificada tardanza tiene consecuencias graves. Es necesario reconocer y agradecer la importante disposición de Kenia a liderar la misión multinacional de apoyo a la seguridad en Haití, así como la de países de CARICOM que han confirmado su participación en dicha misión. Por igual, deseamos reiterar nuestro compromiso de colaborar en la búsqueda de una solución, en la medida de nuestras posibilidades, como lo hemos venido haciendo, desde el inicio del conflicto haitiano. Es imperativo que todos los actores relevantes actúen con responsabilidad y decisión para dotar la misión de las herramientas necesarias, incluyendo el apoyo financiero, para que esta pueda cumplir con el mandato que le ha sido confiado. Sin embargo, debemos tener algo muy claro: el éxito de la misión multinacional dependerá primordialmente de la participación activa, propositiva, efectiva, constructiva y en sintonía, del gobierno y el pueblo haitiano, en particular de sus élites.   En otro orden, señora presidenta,   A la par del inquietante retardo en el despliegue de la misión, persiste una actitud de timidez en cumplir con el mandato de la resolución 2653 [S/RES/2653 (2022)], en designar, de manera urgente, a los individuos u organizaciones que financian a las bandas criminales que sabemos desempeñan un papel protagónico en la inestabilidad reinante en ese país. No debemos permitir que los autores de tanta brutalidad sigan dominando alegremente en un entorno de impunidad. Es tarea impostergable del comité de sanciones actuar con responsabilidad en este tema.   Señora presidenta,   Según el citado informe del secretario general, se ha logrado cierto avance en pro de la estabilización de Haiti, pues en la actualidad el gobierno cuenta con una base de fuerzas políticas haitianas más amplia, así como el patente deseo de sectores de la oposición en colaborar para restaurar las instituciones democráticas. En este sentido, deseamos reconocer la labor que viene realizando tanto la BINUH como el Grupo de Personas Eminentes de CARICOM, en ampliar los espacios para el diálogo político entre las fuerzas vivas de Haití. La misión multinacional también podrá contribuir a mejorar las condiciones para que estas fuerzas puedan alcanzar acuerdos más duraderos, justa aspiración del pueblo haitiano y de la comunidad internacional. Señora presidenta,   A la crisis en Haití se agrega, además, un ingrediente altamente explosivo: el tráfico ilícito de armas que continuamente ingresan a ese país. Es necesario redoblar los esfuerzos por detener este flujo de armas, como lo establece la resolución 2692 de este Consejo {S/RES2692 (2023)]. República Dominicana ha estado colaborando de diversas formas, aplicando de manera responsable las medidas para prevenir el tráfico de armas y municiones y todo otro tipo de actividad ilícita. Eso, al margen de que el interlocutor haitiano, imprescindible para hacer efectivo todo esfuerzo en ese sentido, tiene una limitada capacidad de acción.  No obstante, sectores mal informados han tratado de señalar a nuestro país como de trasiego para esos contrabandos, lo cual negamos rotundamente. Estocarece de lógica, llevándonos a pensar que lejos de querer encontrar formas de apoyar y viabilizar una solución que cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, hay aún sectores que se aferran a la búsqueda de desviaciones de la realidad para dilatar acciones largamente esperadas. República Dominicana no produce armas; tiene legislación estricta para el uso o tenencia ilegal de armas que se aplica con severidad; tiene una tasa de homicidios de las más bajas de la región;  tiene puertos y aeropuertos que son utilizados frecuentemente para el trasbordo o reenvío de furgones y mercancías para Haití, una carga honerosa para las autoridades portuarias y aduaneras que enfrentamos con responsabilidad; y además tiene

Ver más »
whatsapp-image-2024-01-22-at-8-46-44-am
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez en acto de condecoración del excelentísimo señor Renan Leite Paes Barreto, embajador extraordinario y plenipotenciario de la República Federativa de Brasil en República Dominicana

19 DE ENERO DE 2024 En nombre del Ministerio de Relaciones Exteriores, me complace ofrecerles mi más cálida bienvenida a este acto, con motivo de la despedida oficial que ofrecen el Gobierno y el pueblo dominicano, al excelentísimo señor Renan Leite Paes Barreto, embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Federativa de Brasil en República Dominicana.   Los lazos de amistad entre nuestro país y Brasil se formalizaron el 19 de abril de 1911, cuando cumplirán 113 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Estos vínculos se han visto fortalecidos a través de un trabajo conjunto que nos ha permitido obtener logros significativos, en favor de nuestros ciudadanos.   Al respecto, si observamos la agenda bilateral que ambas naciones han ido desarrollando, evidenciamos un fructífero intercambio comercial que ascendió a más de 622 millones de dólares el año pasado. Además, hemos logrado avances notables en áreas clave como la agricultura, la cultura, la salud y la cooperación internacional, entre otros   En este sentido, el embajador Barreto ha trabajado incansablemente para fomentar la amistad y la cooperación entre nuestros países hermanos. Su dedicación se ha reflejado en la dinamización de las relaciones bilaterales, comerciales y de cooperación entre nuestros países, construyendo puentes de entendimiento y colaboración. Sin a lugar a dudas, la gestión del embajador ha hecho honor a la celebre frase del patrono de la diplomacia brasileña, el Barón de Río Branco, cuando dijo “Nuestro ideal no es la formación de dos mundos rivales, sino el de un solo mundo unido”.   Muestra de ello, han sido la suscripción de distintos instrumentos, como: el Memorándum de Entendimiento de Cooperación entre el Ministerio de Agricultura de República Dominicana y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil; la Carta de Intención entre nuestro Ministerio de Agricultura y la Empresa Brasileña de Investigación Agrícola (EMBRAPA), y el Protocolo de Servicios de Transporte Aéreo, respectivamente.   Asimismo, al ser Brasil miembro del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), es relevante mencionar que, durante su gestión, se celebró la primera reunión presencial del Grupo de Trabajo Conjunto para la Promoción del Comercio, las Inversiones y el Encadenamiento Productivo entre República Dominicana y MERCOSUR.   De igual forma, destacamos la IV Reunión del Grupo de Trabajo de Cooperación Técnica Brasil-República Dominicana celebrada en agosto de 2022, donde se aprobó el Programa de Cooperación Técnica Bilateral 2022-2024.   Es por esto que me honra ser partícipe de este acto de condecoración, por el cual el presidente Luis Abinader, en nombre del Gobierno y todo el pueblo dominicano, otorga la más alta distinción: la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella en el Grado de Gran Cruz Placa de Plata, al excelentísimo señor, Renan Leite Paes, embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Federativa de Brasil en República Dominicana.   Le reitero, estimado Embajador, a usted y a su equipo de la misión diplomática brasileña, el honor que ha significado para los miembros de este Ministerio de Relaciones Exteriores hoy presentes y para mí persona, su trabajo y dedicación durante su misión en el país.  Su afabilidad, simpatía, singular trato humano se hicieron sentir como típica característica del gran pueblo brasileño.   Albergamos la esperanza de que el destino le depare éxitos, y que la buena fortuna le guíe siempre en todos sus pasos venideros.   Hoy el gobierno y todos los dominicanos que lo hemos tenido lo despedimos con nostalgia y orgullo entrelazados. Con su inimitable jeito de vida, los brasileños han creado una palabra única que tiene infinitas interpretaciones: la palabra SAUDADE. Pero la que a mi más me ha gustado y que escuche pronunciar en Río de Janeiro hace 46 años al gran jurista e internacionalista brasileño Haroldo Valladao, es la siguiente: “La saudade es el triunfo de la amistad y el amor sobre el tiempo y la distancia.”   Embajador Renan Leite Paes Barreto vamos a sentir “muita saudade de voce” pero la misma saudade nos permitirá recordarlo siempre con el mismo afecto y añoranza.   ¡Bon viagen e boa sorte!  

Ver más »
whatsapp-image-2024-01-17-at-2-46-33-pm
Discursos

Discurso canciller Roberto Álvarez en Acuerdo Interinstitucional con la JCE para las Elecciones de 2024

Este convenio interinstitucional entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Junta Central Electoral crea un marco de colaboración y coordinación que permitirá una organización más efectiva de las elecciones en el exterior, que tendrán lugar en el mes de este año. Este dará sustento jurídico a la obligación de este Ministerio de apoyar al órgano rector del proceso electoral, reflejando nuestro compromiso firme con extender el derecho al sufragio a todos los dominicanos en el exterior.   El acuerdo aporta, en primer lugar, mayor credibilidad al próximo proceso electoral. En segundo lugar, pone a disposición de la JCE los medios al alcance de este ministerio para que se cumpla con las normativas y expectativas de los países en cuyas jurisdicciones se llevarán a cabo los comicios, pues, que sepamos, República Dominicana es el único país del mundo que despliega dentro de otro Estado una logística de envergadura para celebrar elecciones en el exterior.   Pondremos todo nuestro empeño para que el esfuerzo de la Junta cumpla con su cometido. Sin embargo, hacia futuro debemos repensar nuestro proceso electoral en el exterior, considerando otros métodos más acordes con las tecnologías disponibles y nuestra realidad económica.   Debemos recalcar que, según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, el Ministerio de Relaciones Exteriores es el único órgano competente para negociar y mediar con las autoridades de cada país donde se llevan a cabo nuestras elecciones en el exterior. El trabajo del MIREX se circunscribe al papel de interlocutor y facilitador ante gobiernos extranjeros de los procesos que debe llevar a cabo la JCE para celebrar el sufragio en los lugares donde se concentran nuestros dominicanos, con apego al derecho internacional y a las normas internas de cada Estado en particular.   Además de nuestros buenos oficios, ponemos a disposición de la Junta nuestras instalaciones en el exterior, para que, de ser necesario, sirvan de centros de votación.   Recordemos que para el 2020, el 7.9% de los votantes del padrón residían en el exterior, y para diciembre del 2023 el padrón en el exterior se situaba en 855 mil electores. Hoy hemos escuchado al presidente de la Junta Central Electoral informarnos que este ya totaliza 875,000 personas.   En este sentido, destacamos algunos de los objetivos más importantes del acuerdo, que incluyen: coordinar los trabajos para garantizar la participación de la comunidad dominicana en el exterior; delimitar los compromisos y responsabilidades entre la Junta Central Electoral y el Ministerio de Relaciones Exteriores; y establecer los mecanismos a nuestro alcance para solucionar las dificultades administrativas que puedan surgir durante la organización y celebración de las elecciones en el exterior.   Es fundamental señalar que este acuerdo se suma a otro firmado el pasado 13 de enero en Washington, entre el ministro de Relaciones Exteriores y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), señor Luis Almagro. Este garantiza la concesión de inmunidades y protecciones a los integrantes de la misión de observación electoral de la OEA, permitiéndoles desempeñar sus funciones sin restricciones indebidas. Esto también es muy relevante, toda vez que la presencia de observadores internacionales se ha revelado como fundamental para garantizar el afianzamiento de nuestros procesos electorales, como lo demuestran nuestra propia historia y los acontecimientos recientes en la región.   Las misiones de observaciones electorales de la OEA, desde sus inicios en la década de 1960, han sido un factor de gran importancia en los comicios dominicanos. Basta recordar con especial énfasis las misiones de 1978 y 1994, cruciales para consolidar nuestra estabilidad democrática.   Cabe mencionar que este acuerdo se firma en medio de un contexto global y regional convulso, en el que, lamentablemente, se percibe un deterioro en los valores y los procesos democráticos y un serio debilitamiento del Estado de derecho. En varios países hermanos vemos que, o se intenta manipular la voluntad popular, o suprimirla.   Afortunadamente, nuestro país ha logrado mantener su estabilidad democrática, con elecciones cada vez más fiables, y con alternancia gubernamental desde 1978. Con sus luces y sombras, este logro no es obra del azar; es el resultado de los esfuerzos de la sociedad dominicana, incluyendo una dirigencia política responsable. Esto nos obliga a utilizar todos los medios a nuestro alcance para consolidar los avances y fortalecer nuestros procesos democráticos. La importancia de la celebración de elecciones justas, libres y transparentes para mantener la democracia no debe subestimarse.   Este acuerdo refleja nuestra firme determinación de avanzar hacia unas elecciones que reflejen la voluntad del pueblo dominicano en su sentido más abarcador. Reiteramos nuestro compromiso de fortalecer nuestras instituciones para que la alternancia democrática sea cada vez un camino más sólido y respetado.   Continuemos colaborando para asegurar que el certamen electoral del próximo mayo sea un ejemplo de excelencia democrática y continúe consolidando nuestra democracia, de la cual podemos sentir un merecido orgullo.      

Ver más »
53398946264_d063d306f0_k
Discursos

Palabras del canciller Roberto Álvarez en la quinta entrega del «Premio al Emigrante Dominicano Señor Oscar De La Renta».

Jueves, 14 de diciembre de 2023 Santo Domingo de Guzmán, Distrito Nacional Migrar es una de las decisiones máscomplejas y difíciles que enfrenta el ser humano. Atravesar fronteras desconocidas no es solo un viaje físico, sobre todo es una travesía interna: dejar atrás lo conocido, lo concreto, la familia, las amistades, los olores, los colores, en fin, la cultura de uno. Es un sendero que se recorre en colectivo, pero a la vez en solitario, buscando horizontes que marcan una nueva existencia. Es una experiencia transformadora en su forma de pensar, sentir y encarar la vida. Pero estemos claros, migrar no es un rompimiento de los amarres con la patria. Por el contrario, nos permite enriquecer y engrandecernos con diversas vivencias sociales y culturales. Señoras y señores, la migración es ya un hecho histórico y se ha afianzado en la identidad nacional dominicana que nos fortalece no solo en lo económico, sino también en la diversidad y riqueza de nuestra cultura. En esta quinta versión del “Premio al Emigrante Dominicano Sr. Oscar de la Renta”, sentimos gran orgullo por la mayorincidencia de los dominicanos en el exterior. Superando obstáculos y asumiendo desafíos, los diez (10) finalistas seleccionados por la Comisión Permanente y Jurado del Premio, incluyeron profesionales de distintas áreas, líderes comunitarios, hombres y mujeres que ejercen funciones en organizaciones de la sociedad civil, manteniendo cercanía con los dominicanos en el exterior y estrechando vínculos con la nación. Han logrado niveles académicos y profesionales cimeros, ejerciendo liderazgos en sus comunidades y reafirmando y haciendo valer su dominicanidad con gran dignidad, al tiempo de extenderla a otras culturas. Este reconocimiento, que lleva el nombre delilustre dominicano, Oscar de la Renta, reconoce en este gran artista los atributos excepcionales de nuestros emigrantes, que también les son propios a este diseñador de fama mundial que supo llevar su arte por las más importantes pasarelas, sin nunca olvidar su patria y a la cual se mantuvo aportando soluciones a importantes problemas sociales del país. Nuestro servicio exterior desarrolló una importante labor de difusión y promoción del premio, movilizando a organizaciones de la sociedad y personas independientes para que postularan a emigrantes con los méritos para recibir esta alta distinción. Agradecemos a la Comisión Permanente y Jurado del Premio, por su entrega y esfuerzos por hacer posible esta quinta edición, a su Presidente la señora Haydée Kuret deRainieri, a los miembros: Sra. María Amalia León, la Sra. Eliza Bolen, representante de la familia de la Renta. De igual manera, destacamos el empeño de la Directora de Diplomacia Especializada, Sra. María Alejandra Castillo y del Viceministro de Dominicanos y Dominicanas en el Exterior Sr. Carlos de la Mota; nuestro profundoagradecimiento al Señor José Luis-Pepín- Corripio Estrada, por sus invaluables aportes en su condición de Asesor Permanente de la comisión. Todos contribuyeron a hacerposible esta noche esplendorosa donde la dominicanidad se ha enaltecido. Quiero cerrar recordando una idea de Oscar de la Renta: “Luego de los aplausos, tengo y he tenido siempre el calor de mi familia y mis amigos, que son el centro de mi existencia”. Espero que todos los galardonados esta noche hayan tenido la misma suerte que el gran Oscar de la Renta. Muchas Gracias.

Ver más »
whatsapp-image-2023-12-27-at-9-41-31-am
Discursos

Otro año de retos y logros para nuestra política exterior.

Otro año de retos y logros para nuestra política exterior El pasado año estuve ante esta Cámara presentando el programa de política exterior del Gobierno del Cambio y su puesta en ejecución en los primeros dos años. Expliqué los tres ejes de esta política: Primero, la protección de los dominicanos en el exterior; segundo, el fomento de las exportaciones y atracción de la inversión extranjera; y, tercero, la defensa y promoción de los valores democráticos y los derechos humanos. Y añadí que, para el avance deestos tres ejes, era necesario profesionalizar, modernizar y transformar nuestro personal y las instituciones del ministerio. En esta ocasión, reflexionaremos sobre los tres aspectos más relevantes de este momento: lasrelaciones con Haití y con Estados Unidos, que son las de mayor impacto político, social y económico;además, una visión panorámica de la proyección actual en la arena regional e internacional. Un componente esencial de la política exterior de un país es su política nacional, por lo que debo resaltarque el gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader, ha generado un profundo cambio dando un nuevo giro a la política y la sociedad dominicanas. Este gobierno inició su gestión en medio de una crisis sin precedentes y tuvo la entereza y la madurez parafortalecer el Estado de derecho respetando las libertades públicas y los derechos fundamentales. Esta gestión ha garantizado la independencia del Ministerio Público y la no interferencia en la impartición de justicia. Igualmente, ha aplicado las políticas sociales y económicas requeridas parapromover una recuperación económica en tiempo récord, y ha dado continuidad a las políticas de Estado que gozan del debido consenso social. Esto refleja la madurez del liderazgo político dominicano, y sobre todo la sensatez del presidente. Luis Abinader ha mostrado ser en mi criterio, el líder idóneo para los críticos momentos que nos ha tocado vivir, y que, todo indica, se extenderán en el tiempo. Afortunadamente hemos implementado el programa de política exterior en ese contexto de maduración y ello ha sido un factor de impulso que ha elevado las relaciones internacionales dominicanas a un nuevo estadio, cuestionando y revisando viejos postulados e imprimiendo un nuevo dinamismo a nuestro rol regional y en los organismos multilaterales. Este año ha sido de grandes retos y logrosimportantes. Abordemos primero la relación con Haití que es el tema palpitante y de mayor impacto. 1. Haití en un punto de inflexión Tanto para la política interna como para la política exterior, el tema haitiano es y ha sido de importancia capital y parte esencial del interés nacionaldominicano. Por eso, en nuestro plan de gobierno,perfilamos una política exterior que favoreciera la buena vecindad entre las dos naciones. Desde que llegamos al gobierno, promovimos un acercamiento con su gobierno. Mi primer viaje oficial, en octubre de 2020, fue a Haití. Asimismo, el presidente Abinader, promovió un encuentro con su homólogo Jovenel Moïse el 10 de enero de 2021. En este encuentro, se acordaron nueve temas que apuntaban a fomentar los lazos económicos, sociales y ambientales entre ambas naciones. Sin embargo, el asesinato del presidente Moïse significó un lamentable punto de quiebre, tanto a lo interno de Haití como en relaciones bilaterales,impuestas por la inestabilidad imperante. A pesar de la consternación generalizada, la comunidad internacional mostró cierta apatía ante la espiral de violencia detonada en Haití por este trágico suceso. Esta indiferencia llevó a que el presidente Abinader denunciara el estado de violencia y anomia que se vivía en Haití y reclamara enérgicamente la urgente necesidad de atención a esta situación, en su dramático discurso ante la Asamblea General de la ONU de septiembre de 2021. El gobierno dominicano siempre ha postulado que la solución a la crisis de Haití sólo puede surgir de un diálogo amplio y de buena fe entre los propios haitianos. A la vez, hemos sostenido que corresponde a la comunidad internacional apoyar a Haití en la creación de las condiciones necesarias para este diálogo. República Dominicana promovió militantemente la permanencia de la misión integrada de Naciones Unidas en Haití (BINUH), y que el Consejo de Seguridad aprobara una fuerza multinacional de asistencia a la Policía Nacional haitiana, pararestaurar el orden y establecer el imperio de la ley. La tesonera labor diplomática desplegada porRepública Dominicana en estos dos años finalmente dio sus positivos frutos con la aprobación por el Consejo de Seguridad de las resoluciones 2645(2022), 2653(2022), 2692(2023) y 2699(2023). Estas cuatro resoluciones son esenciales al sentar las bases para que los haitianos, avancen por ellos mismos en la solución de su crisis. Quiero resaltar brevemente, los aspectos más significativos de estas resoluciones: Primero, se creó un comité de sanciones contra las personas y organizaciones que financian las pandillas. En los próximos días el Consejo de Seguridad aprobará la primera lista de sancionados; Segundo, se promulgó un embargo de armas y municiones hacia Haití; y, Tercero, se creó una Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad en Haití, liderada por Kenia y con el apoyo de por lo menos otras once naciones. Las medidas adoptadas por estas resoluciones son la antesala para que Haití inicie un proceso de cambio profundo. Corresponde a las élites haitianas colocarse a la altura de la responsabilidad histórica con su pueblo. Tienen ya las experiencias previas, incluyendo los aciertos y desaciertos de la comunidad internacional, para de una vez por todas retomar la construcción de un Estado moderno y estable. Quiero ser enfático, reiterando que Haití está frente a una coyuntura única. Para eliminar el embrión de las pandillas y recuperar la estabilidad del país, esas élites deben avocarse irremediablemente a tres tareas fundamentales: primero, restaurar la paz, la seguridad y el imperio de la ley, segundo, favorecer la inversión pública y privada para un desarrolloinclusivo, y tercero, apoyar la consolidación de la institucionalidad democrática, creando una administración de justicia independiente, un órgano electoral estable y funcional, y frenos y contrapesosefectivos. El pueblo dominicano aspira a que las élites haitianas asumen esa tarea, de forma tal que nuestros países puedan construir una relación armoniosa, productivay mutuamente beneficiosa. Estamos convencidos de

Ver más »