República Dominicana
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template
Enlaces de interés
Enlaces de interés
Instituciones
Ventanillas Únicas
Edit Template

NOTICIAS MIREX

Imprimir
Correo Electrónico

Noticias » Discursos

Palabras Canciller Roberto Álvarez Compromisos Internacionales RD Matrimonio Infantil y Uniones Tempranas

24 Noviembre 2020   Compromisos internacionales de República Dominicana en relación al matrimonio infantil  y las uniones tempranas   Buenos días: Me corresponde resaltar los compromisos internacionales adoptados por el Estado dominicano en relación al matrimonio infantil, los cuales por ser sus normas de naturaleza vinculante para el país, debemos velar por su estricto cumplimiento, sin excepciones ni concesiones a su fiel ejecución. Vale la pena establecer claramente una definición de la violación a las normas internacionales que incumplimos. El matrimonio infantil se caracteriza como una unión, mediante un vínculo de derecho o de hecho, a través del cual una persona menor de 18 años convive en una relación de pareja con otra persona, que puede o no ser mayor de edad. Este es un tema trascendental en materia de derechos humanos, el cual merece nuestra máxima atención y que el liderazgo nacional se aboque a proscribir en nuestro país de una vez por todas.  República Dominicana ha adoptado la mayoría de los acuerdos internacionales sobre derechos humanos más importantes. Inicio mencionando el más trascendental de todos los instrumentos: la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS de 1948, el fundamento que norma la convivencia de toda nación que aspira pertenecer al mundo civilizado. Proclamada en búsqueda de un ideal común para todos los pueblos y naciones, la Declaración estableció, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse universalmente y expresó que no podrá contraerse legalmente matrimonio sin el pleno y libre consentimiento de ambos contrayentes. En consecuencia, el consentimiento no puede ser “libre y pleno” cuando una de las partes no es adecuadamente madura.   En palabras de una diplomática pakistaní, la Declaración es “un código de comportamiento civilizado que tiene aplicación no sólo a las relaciones internacionales, sino también a los asuntos domésticos». Por otro lado, en el marco de la OEA, encontramos la CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS de 1969, cuyo artículo 19, sobre los “Derechos del Niño”, señala que: “Todo niño tiene derecho a las medidas de protección que su condición de menor requiere por parte de su familia, de la sociedad y del Estado”. En 1979 fue adoptada la CONVENCIÓN SOBRE LA ELIMINACION DE TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER, la cual estableció en su artículo 16 (2): “No tendrán ningún efecto jurídico los esponsales y el matrimonio de niños y se adoptarán todas las medidas necesarias, incluso de carácter legislativo, para fijar una edad mínima para la celebración del matrimonio y hacer obligatoria la inscripción del matrimonio en un registro oficial”. Por su parte, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer ha propuesto en una Recomendación General que la edad mínima para contraer matrimonio se fije en los 18 años. No menos importante es la CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO de 1989, que garantiza y protege el desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social de los niños.  Más recientemente, en 2015, República Dominicana se comprometió al adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Agenda 2030, a cumplir con el Objetivo 5.3 que nos compromete a “Erradicar todas las prácticas perjudiciales, como el matrimonio infantil, temprano y forzado…». Por nuestra parte, la Constitución dominicana establece en su artículo 5 que el principio fundamental en que se basa nuestra Carta fundamental es la dignidad humana y en su artículo 56 declara del más alto interés nacional la protección de los niños, niñas y adolescentes.  Las uniones tempranas son una violación grave a los derechos humanos y al don de la vida, independientemente de que se trate de un niño o una niña. Estos escenarios se prestan para la explotación y el abuso sexual sistemático contra niñas y adolescentes. Numerosos estudios revelan de manera enfática que los menores que se casan o unen antes de los 18 años se encuentran más expuestos a convertirse en víctimas de violencia física, emocional y sexual por parte de sus parejas. Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores continuaremos luchando contra este flagelo que representa el matrimonio infantil, seguiremos enarbolando toda campaña e iniciativa internacional que promueva el bienestar supremo de la niñez y velaremos por el pleno cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por el Estado dominicano.  En este momento tenemos en nuestras manos el presente y futuro de esta generación, que merece nuestra atención y a la que no debemos defraudar. Podemos cambiar y romper los patrones culturales nocivos que por décadas han limitado el crecimiento sano de nuestros niños y niñas y por tanto del país.  Ninguna sociedad puede aspirar a un desarrollo humano pleno y armonioso mientras persistan en su seno el lastre que son las perniciosas uniones tempranas de menores.  República Dominicana aceptó libremente una responsabilidad frente a la comunidad internacional, a través de las firmas que ha colocado a los diversos instrumentos internacionales antes señalados. Los niños, niñas y adolescentes de nuestro país merecen que finalmente se cumpla con ellos, asumiendo nuestros compromisos ya.  Muchas gracias.   

Ver más »

Discurso Canciller Roberto Álvarez AMCHAM-RD

  12 de noviembre del 2020.  Muy buenas tardes. Es un honor dirigirme a ustedes, agradecido por la cordial invitación a este espacio para conversar sobre el marco de cooperación entre República Dominicana y Estados Unidos a la luz del programa América Crece, y el potencial que ofrece el concepto conocido como nearshoring. Todos estamos consciente de que, en la última década, el mundo ha sufrido importantes cambios geopolíticos. El gran tablero mundial ha comenzado a experimentar un reacomodo como consecuencia del ascenso de nuevos actores. Los flujos de capitales en su búsqueda incesante de rentabilidad, estabilidad y seguridad procuran disminuir la exposición a los riesgos de tipo político, como los que derivan de la rivalidad entre Estados Unidos y China por definir el modelo de desarrollo global del siglo 21 y asegurar la supremacía política, económica y tecnológica; y de manera más amplia por influenciar aspectos esenciales de nuestro modo de vida.  Como respuesta a la estrategia china de la Franja y la Ruta de la Seda, Estados Unidos creó el año pasado la Corporación Internacional para el Financiamiento del Desarrollo o DFC. Esta cuenta con una cartera de 60 mil millones de dólares y tiene el mandato de facilitar recursos de inversión para proyectos privados o públicos en países en desarrollo. Como sucesora de la OPIC, la DFC tiene un mandato más amplio, pues, no solo proveerá financiamiento a empresas estadounidenses, sino que puede ofertar sus servicios a empresas de otros países. Además, mientras la OPIC solo ofertaba garantías y préstamos, la DFC también puede hacer Joint Ventures e inversiones directas en el capital social de las empresas. La DFC ha sido apoderada del proyecto América Crece, el cual busca incentivar el desarrollo de las infraestructuras, de la base energética y manufacturera de Las Américas, así como colaborar en la instalación en este continente de empresas, sobre todo estadounidenses, que operan desde Asia. Este incentivo para retornar a Las Américas es lo que ha sido descrito por el concepto de nearshoring o acercamiento al territorio de Estados Unidos, que implica el regreso de empresas clave para la cadena de suministro de Estados Unidos a países de Las Américas, con el objetivo de: reducir la exposición económica estadounidense a externalidades tales como los costos de transporte, los desastres naturales, las pandemias, los conflictos armados, los choques geopolíticos y diplomáticos, entre otros. Adicionalmente, en la actualidad cursa en el Congreso de Estados Unidos, el proyecto de ley ACTSA, una iniciativa bipartidista impulsada por los senadores Menéndez y Rubio, que busca avanzar la competitividad, la transparencia y la seguridad en Las Américas, así como incentivar la salida de capital de Asia y de regreso a nuestro continente. Esta iniciativa proyecta destinar el 35% de la cartera de la DFC para esta región.  Habrá que esperar a ver si el nuevo gobierno estadounidense da un giro a la estrategia para América Latina y el Caribe; pero desde ya es posible advertir que, si Estados Unidos pretende defender el orden liberal internacional, necesitará granjearse el apoyo del continente americano, ya que es aquí donde reside el potencial para renovar y revigorizar instituciones que garanticen la justicia, la libertad y el intercambio mutuamente beneficioso entre los pueblos. Es en esta coyuntura donde se inserta el memorando de entendimiento, suscrito el pasado 15 de octubre con el gobierno estadounidense, representado por la DFC. Este acuerdo que venía discutiéndose desde hace tiempo, llegó a ser una realidad gracias al trabajo decidido del presidente Abinader y su gobierno, así como por el de sectores empresariales comprometidos con esa visión. Como parte de la iniciativa América Crece, el acuerdo busca facilitar el financiamiento para proyectos privados y públicos en República Dominicana, para lo cual dispone una cartera de dos mil millones de dólares. El memorando prioriza la inversión en las áreas de: infraestructura crítica, logística, energía, turismo y desarrollo de las mipymes. Además, plantea como eje transversal el empoderamiento económico de las mujeres emprendedoras. Este acuerdo potencia las ventajas comparativas de nuestro país y permitirá ampliar nuestra base productiva y, sobre todo, incentivar el nearshoring de empresas que exportan a Estados Unidos y que buscan salir de Asia, acercando su producción a su mercado de destino. Para entender la importancia de este acuerdo, así como su lógica operativa, es necesario una mirada amplia a lo que sucede en el mundo, tanto como resultado de la disputa por la hegemonía global, como de la crisis sanitaria y económica desatada por el COVID-19. De un lado, Estados Unidos y China entraron en un conflicto comercial y tecnológico, que venía in crescendo desde antes del gobierno del Presidente Trump. Como parte de la imposición mutua de aranceles se generó una desviación de comercio que según UNCTAD alcanzó 21 mil millones de dólares entre marzo de 2018 y septiembre de 2019. Analistas como McKinsey & Co., han calculado que, en los siguientes cinco años, veremos una reubicación hacia otros países fuera de Asia Mayor, de una base manufacturera valorada entre 2.9 y 4.6 billones (es decir, millones de millones) de dólares. Imaginemos por un momento que República Dominicana pudiera captar el 0.1% (es decir una décima de un 1%) de ese desvío productivo; esto implicaría la posibilidad de crear 80 mil empleos en el sector de manufactura. El financiamiento ofertado por la DFC es vital para lograr la movilidad de esta base manufacturera y poder captar una parte del desvío de comercio internacional que se ha generado. Por otro lado, tenemos los factores internos. El nuevo gobierno dominicano se ha comprometido a garantizar el bienestar de nuestros ciudadanos, y para ello ha establecido unas prioridades políticas claras para la política exterior, que se traducen en defender los valores democráticos y los derechos humanos, fortalecer nuestra alianza estratégica con Estados Unidos, reforzar el multilateralismo y la cooperación internacional, así como fomentar las exportaciones y la inversión extranjera, para apoyar en la creación de 600 mil empleos dignos en 4 años. Ésta última meta fue estipulada antes de la pandemia, por lo que

Ver más »

Palabras Canciller Roberto Álvarez Lanzamiento Plan Comercial 2021

11 de noviembre 2020   Quiero darles la más cordial bienvenida a todos los presentes en la mañana, en un día tan especial en el que celebramos el Lanzamiento del “Plan de Promoción Comercial 2021”.   Señoras y señores,  La Política Exterior del Gobierno del Presidente Luis Abinader está fundamentada en tres ejes principales: la protección de la comunidad dominicana en el exterior, la promoción de los Derechos Humanos y los valores democráticos, y la promoción del comercio exterior y la atracción de inversión extranjera.  Con el lanzamiento de este plan, damos un gran paso en el último eje mencionado y aceleramos el paso hacia la recuperación económica anhelada tras estos difíciles meses conviviendo con el COVID-19. Nuestro país cuenta con una gran diversidad de productos para ofrecer al mundo y nuestras instituciones tienen el deber de dar a conocer nuestra oferta exportable para lograr una mayor internacionalización de los productos dominicanos.  Desde que asumimos el gobierno el pasado 16 de agosto, hemos tenido el compromiso claro de generar una coordinación y una sinergia interinstitucional, que en el caso del Ministerio de Relaciones Exteriores y ProDominicana, ha tenido como objetivo principal establecer el marco de colaboración bajo el cual nuestras Misiones en el exterior trabajan en la promoción de las exportaciones dominicanas y la atracción de inversión extranjera directa.  Fruto de estos esfuerzos, surge la mesa técnica interinstitucional, la cual de forma periódica se reúne para coordinar acciones y estrategias vinculadas a impulsar este mismo objetivo. Este Plan de Promoción Comercial, es uno de los resultados de esta mesa conjunta y del trabajo coordinado de funcionarios con una visión de hacer de República Dominicana el principal destino de inversión de la región y un país potente exportador. En este sentido, este instrumento es una herramienta de fijación de metas que traza las pautas, acciones concretas y actividades que los responsables de las secciones comerciales, adscritos a nuestras embajadas y consulados generales en el exterior, deberán cumplir para fortalecer la promoción comercial de nuestro país.  Somos conscientes del gran valor que tienen nuestros representantes en el exterior y queremos hacer de ellos nuestros primeros promotores del país, que den a conocer al mundo el gran clima de inversión del que gozamos y la gran calidad de los productos criollos.   Además de trazar estas pautas y acciones para incrementar nuestras exportaciones y la atracción de inversión extranjera; este plan también cuenta con herramientas que serán utilizadas para ejecutar las acciones contenidas en el mismo y facilitar la promoción del comercio de nuestro país en el exterior.   Además, con estas herramientas, diseñadas por ambas instituciones, tales como el Dossier de Información de la República Dominicana, capacitaciones que nuestros representantes pueden cursar de manera virtual, fichas de los productos estratégicos, perfil de país, entre otros, se darán a conocer los productos y servicios con los que cuenta República Dominicana y las bondades que ofrece para los inversionistas extranjeros.   Asimismo, de este Plan se desprenden los lineamientos de las acciones de promoción comercial que deben ser incluidos en el Plan Operativo Anual de cada Embajada y Consulado General acreditado en el exterior, con el objetivo de evaluar el trabajo de nuestros representantes comerciales y asegurarnos de que el retorno de la inversión en los recursos humamos en embajadas y consulados dominicanos es la adecuada.   Es oportuno destacar que, el Plan de Promoción Comercial es fruto también de conversaciones con el sector privado, de las cuáles hemos recibido valiosas informaciones y sugerencias que han sido de gran utilidad para elaborar un documento que contribuya al fortalecimiento del sector productivo nacional.  En el contexto actual que vivimos, las alianzas público-privadas son fundamentales para generar y agregar a las políticas públicas. Porque una visión conjunta por el bien de una nación es promover el desarrollo y progreso, en aras de solucionar los problemas y necesidades de nuestros ciudadanos.  Además de las acciones que contempla este plan, continuaremos con el proceso de selección de los nuevos representantes de las secciones comerciales, quienes tendrán que atravesar un riguroso proceso de evaluación, siendo designados inicialmente en países estratégicos.  Estos responsables se llevarán la gran tarea de dar a conocer los productos dominicanos internacionalmente y captar nuevas inversiones para República Dominicana, siendo cada uno de ellos actores principales en la política comercial de nuestro país. Antes de finalizar, quisiera agradecer y resaltar la gran labor y disposición de Biviana Riveiro y el equipo de ProDominicana en estas labores interinstitucionales.  Trabajos como este son necesarios para hacer de nuestro país el hub logístico de  América y posicionar República Dominicana como una de las principales economías  del continente.  Muchas gracias.

Ver más »

Palabras Canciller Roberto Álvarez en conmemoración Mes de la Patria Panamá

  02 de Noviembre del 2020. Amigos panameños,   De nombre del Presidente Luis Abinader, del pueblo dominicano y en el mío propio, les extiendo un cálido y afectuoso saludo. Este mes de noviembre celebramos junto al pueblo y gobierno panameños la independencia de Panamá.   Hace ya 83 años que nuestros países establecieron relaciones diplomáticas. La amistad entre ambas naciones ha permitido la consolidación del intercambio cultural y comercial, así como fortalecer los espacios de integración que compartimos.   En estos momentos en que la pandemia azota todo el globo, reafirmamos la importancia para nuestro pueblo y nuestro gobierno de seguir apoyándonos mutuamente, con el objetivo de construir un mundo más justo y solidario.   Así pues, celebramos con júbilo esta independencia nacional y reafirmamos nuestro compromiso imperecedero de amistad y solidaridad entre nuestros países. Reciban nuestros sentimientos de aprecio y alta estima.  Un fuerte abrazo.

Ver más »

Discurso del Canciller Roberto Alvarez en ocasión del Trigésimo Octavo Período de sesiones de la CEPAL a celebrarse del 26 al 28 de octubre 2020

  26 de octubre del 2020    S.E. Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica.  S.E Miguel Díaz – Canel, Presidente de la República de Cuba Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL Estimadas y estimados Ministros de Relaciones Exteriores aquí presentes, Honorable Cuerpo Diplomático acreditado en Costa Rica,  Señoras y señores,    Permítanme iniciar estas palabras, agradeciendo en nombre del Excelentísimo Sr. Presidente Luis Abinader, en el del pueblo dominicano y en el mío propio, a la Sra. Alicia Bárcena, y a Su Excelencia Carlos Alvarado, como anfitrión, por la celebración de este trigésimo octavo período de sesiones de la CEPAL, en un momento en que se hace tan necesario, aunar esfuerzos para enfrentar los desafíos presentes y venideros de nuestra región.    Señoras y señores,    La pandemia del COVID-19 ha desnudado los sistemas de protección social de todo el mundo, mostrando sus límites y deficiencias. Todo parece indicar que será la peor crisis de los últimos 100 años y expertos señalan que podría entenderse como el mayor desafío social y económico que la humanidad ha enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. Para nuestra región, el impacto sanitario y económico amenaza con destruir una década de progreso social.    La CEPAL ya ha pronosticado un marcado aumento de la pobreza para la región este año, mientras que el Banco Mundial estima una caída del PIB regional en 7.9%, para el caso de Republica Dominicana será de un 4.3%.    Enfrentar la pandemia ha sido costoso y doloroso. Los cierres de fronteras y la reducción de la actividad económica fueron medidas necesarias, pero riesgosas. Millones de personas en el continente han perdido sus medios de vida como consecuencia de estas medidas. La contracción de la economía implicará que en la región tendremos más de 44 millones de desempleados, según la CEPAL. 18 millones más que el año anterior. Esto a su vez, implica menos recursos disponibles para las políticas sociales, por la caída de las recaudaciones.   Poco a poco nos hemos resignado a que la pandemia seguirá presente durante mucho tiempo; hay esperanza de que la vacuna sea una realidad antes del próximo verano, pero aún en ese caso, su administración un amplio segmento de la población se tomará algún tiempo. Mientras tanto, la crisis económica, social se profundiza y el impacto económico posterior a la pandemia podrá ser peor que los daños sanitarios.      Como respuesta a la situación actual, el gobierno dominicano ha anunciado una serie de medidas para escudar el gasto social, sobre todo en salud y educación.    En la salud, se han tomado las previsiones para aumentar la disponibilidad de camas, equipos y material gastable. El gobierno dominicano ha puesto en marcha el programa más ambicioso de nuestra historia, para alcanzar la cobertura universal del seguro de salud para finales de este año.    En lo relativo a la educación, nuestro gobierno ha dispuesto la entrega de equipos electrónicos y de conexión gratuita al internet para profesores y alumnos. Este programa ha incluido la capacitación de más de 100 mil maestros para la modalidad de clases a distancia. De manera tal que el año escolar no se pierda.    Otra de las medidas adoptada ha sido en beneficio de los estudiantes universitarios del ámbito público, con la asignación de 234.5 millones de pesos dominicanos como apoyo logístico y financiero para que se desarrolle de manera exitosa el programa académico virtual correspondiente a la etapa final del presente año.    El gobierno de la República Dominicana declaró de alto interés nacional el derecho esencial de acceso universal al internet de banda ancha de última generación y el uso productivo de la tecnología de la información y la comunicación (TIC). Esto se hizo en reconocimiento de que la brecha digital es uno de los mayores desafíos que enfrenta la República Dominicana, que visibiliza y profundiza la inaceptable desigualdad de oportunidades.    Penosamente, no ha existido una coordinación regional en cuanto a la aplicación de las medidas para enfrentar la pandemia. La ausencia de una respuesta regional coordinada ha causado mayor número de muertes y pérdidas.    Ahora, tenemos la oportunidad de trabajar unidos para focalizar nuestros esfuerzos y dar respuesta más rápida, eficiente a los desastres y pandemias para preservar nuestra estabilidad social. Debemos unirnos bajo un esquema de cooperación internacional que acelere la implementación de protocolos de ayuda, asistencia humanitaria internacional y colaboración para contar con sistemas de salud más sólidos.    Señoras y señores,    Les propongo un convenio regional de América Latina y el Caribe que establezca un marco para coordinar la respuesta y la reconstrucción ante desastres regionales como esta pandemia. Sugiero establecer un esquema de trabajo con el fin de lograr economías circulares, resilientes, más sólidas, con sectores agroindustriales, industriales, comerciales, turismo, entre otros, fortalecidos que generen la mayor cantidad de empleos.    La CEPAL dada su experiencia, conocimientos y capacidad puede jugar un rol articulador importante en el marco de esta propuesta. Esta organización puede apoyar a nuestros gobiernos, coordinando estos mecanismos de respuesta y reconstrucción, promoviendo la transferencia de conocimientos y sugiriendo las políticas públicas con un mayor efecto multiplicador sobre la recuperación.   Un aspecto importante de este marco de cooperación es que valoremos la creación de un fondo regional para apoyar a los sectores productivos nacionales e incentivar la innovación, desarrollo de nuevas tecnologías en materia de salud, apoyo a la producción de medicamentos y suministros de dispositivos médicos en nuestros propios países (independencia de salud), incluyendo a la academia para más investigación y desarrollo de productos industriales más competitivos en los mercados internacionales.     Finalmente, quiero concluir estas palabras reiterando, que la vía idónea es la unidad y la integración como una salida hacia el desarrollo de nuestras naciones y la felicidad de nuestros pueblos.  Afrontamos el reto de retomar la senda del progreso y desarrollo, hoy más que nunca, necesitamos una América unida para salir triunfadores de esta crisis y fortalecidos como región.   Muchas gracias.

Ver más »

Palabras del Canciller Álvarez ratifica ante la Asociación de Estado del Caribe ACSAEC

  ASOCIACIÓN DE ESTADOS DEL CARIBE (AEC) XXIII REUNIÓN PREPARATORIA INTERSESIONAL PARA LA XXVI REUNIÓN ORDINARIA DEL CONSEJO DE MINISTROS DE LA AEC   Reunión Virtual, Secretaría de la AEC, Puerto España, Trinidad y Tobago, 23 de octubre de 2020   * DISCURSO DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE MINISTROS – REPÚBLICA DOMINICANA *   Saludos: Excelentísimos Ministros de los Estados Miembros Estados Asociados, Países Observadores e Invitados Especiales; Estimada Embajadora June Soomer, Secretaria General de la AEC; Directores, Coordinadores, y personal de la AEC; y Demás delegados, delegadas, invitados e invitadas especiales.   Buenas tardes a todos. En nombre del Excelentísimo Sr. Presidente de la República Dominicana Luis Abinader, del pueblo dominicano y en el mío propio, les saludo, cálida y afectuosamente. Igualmente quiero darles la bienvenida a esta nueva Reunión Preparatoria Intersesional para la vigesimosexta Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la AEC, y agradecerles a todos los países, la confianza otorgada a la República Dominicana para asumir esta Presidencia Pro Tempore. La pandemia del COVID – 19, llegó de manera abrupta y nos evidenció cada una de las falencias de nuestros sistemas de salud y de protección social. Lamentamos profundamente las vidas que se han perdido a raíz de esta pandemia. Entendemos que, para evitar la repetición de un evento similar, nuestros Estados están obligados a fortalecer los mecanismos de integración regional y apostar a la coordinación de políticas económicas y de gestión de riesgo. Asimismo, somos conscientes que de forma unilateral será imposible sobrepasar los obstáculos que nos ha impuesto esta situación sanitaria, por eso, hoy, más que nunca se impone la unidad entre los pueblos. La ocurrencia de desastres naturales y eventos climáticos extremos cada vez más frecuentes y de mayor intensidad afecta a nuestros Estados y de manera particular, a los pequeños estados insulares en desarrollo. En tal sentido, la Asociación de Estados del Caribe, tiene el compromiso de generar y adoptar políticas que vayan orientadas a la solución de estos problemas.   Señoras y señores: Sobre la AEC, el gobierno del presidente Luis Abinader, ha resaltado en su plan de gobierno, que “desplegará un papel más proactivo para otorgarle aun mayor relevancia a este órgano de cooperación y consulta para los problemas y desafíos comunes que tiene la región, en temas tales como el transporte regional, el turismo sustentable, los desastres naturales y la preservación de la integridad medioambiental del mar Caribe.” En ese orden, tenemos el propósito de poner en valor las relaciones de la República Dominicana con los demás países de la Comunidad del Caribe, con los cuales compartimos importantes rasgos históricos que han sido decisivos en la definición de nuestra formación social e identidad cultural. Esta Asociación es una organización relativamente joven con un futuro extraordinario, su rol geopolítico es vital para el continente americano, su biodiversidad representa un patrimonio para la humanidad, su multiculturalidad es única en el mundo, así como su diversidad étnica. Es una región que ha sido capaz de dar a la humanidad 11 premios Nobel. Este siglo ha sido marcado por grandes retos como son: dar una respuesta contundente a la desigualdad; enfrentar el cambio climático y otras amenazas similares, como la pandemia; y desarrollar una estrategia coherente frente a la transformación tecnológica que vivimos. Ha llegado el momento, como se señala en el mismo plan de gobierno, para que la República Dominicana desarrolle “una estrategia seria, coherente y sostenida de acercamiento que busque superar los niveles de desconfianza mutua que ha caracterizado nuestras relaciones.” Trabajaremos seriamente para superar las anacrónicas herencias coloniales que han marcado las actuales percepciones entre nosotros. Necesitamos seguir profundizando acuerdos que nos permitan transitar hacia sociedades que garanticen la resiliencia y el bienestar de sus ciudadanos. La apuesta por el multilateralismo y la integración es la única vía para que logremos esta meta. No podemos escatimar esfuerzos en la búsqueda del desarrollo sostenible para nuestros pueblos. Debemos promover los proyectos que incentiven dentro y fuera del Gran Caribe, el comercio, la inversión, el transporte, la seguridad regional, el turismo sostenible a gran escala, la protección del medio ambiente y del Mar Caribe. Reafirmamos que el logro de estos propósitos está basado en la buena voluntad y el respeto a las normas que integran nuestra asociación. Es este marco jurídico el que nos garantiza que los proyectos diseñados y adoptados por nuestros países generen sinergias, que resulten en beneficios tangibles para nuestras instituciones y poblaciones. En este sentido es que el pasado año 2019, se finalizó el proceso de revitalización integral de la Asociación, con vistas a mejorar el desempeño del organismo y su visibilidad.  Ahora nos encontramos en el mejor momento para hacer más efectivo y eficiente el trabajo que venimos realizando, con lo cual podremos cosechar mejores resultados en el desenvolvimiento de nuestras tareas ordinarias.  Tenemos una Asociación que sirve como punto de referencia para la solidaria cooperación entre los países del Gran Caribe.  Queremos felicitar y agradecer a la Secretaria General, embajadora June Soomer, por su buen desempeño durante el período de gestión que está a punto de culminar, al tiempo que solicitamos se agilice el proceso de asunción del nuevo Secretario General electo, el embajador Rodolfo Sabonge, a fin de que ese trámite administrativo no perturbe la institucionalidad de la Asociación. República Dominicana reafirma su compromiso con los principios y valores compartidos en la región y hace voto para continuar avanzando decididamente en el cumplimiento de los propósitos del Convenio Constitutivo de la Asociación. Agradecemos a todos por su participación y auguramos que esta reunión será de gran provecho para los objetivos de nuestra Asociación.   Muchas gracias.  

Ver más »

Discurso Canciller Roberto Álvarez en “Celebración de Día de la Integración Centroamericana”

  14 de octubre del 2020.  Estimados amigos, República Dominicana expresa su regocijo por la celebración del día de la integración centroamericana. Un hito para la región, pues hemos sabido aquilatar, mantener y coordinar esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de nuestra región. Tenemos la convicción de que la integración representa el mecanismo idóneo para alcanzar las metas comunes de eliminación de la pobreza, lograr la justicia climática, frenar la desigualdad, eliminar la violencia y preservar las libertades fundamentales, en pocas palabras trabajar para el bienestar de nuestras ciudadanías. En estos momentos difíciles que estamos atravesando provocados por la pandemia del COVID–19, han puesto a prueba la pertinencia de los mecanismos de integración en todo el mundo. No solo porque ha demostrado que las políticas de sanidad deben coordinarse regionalmente, sino porque la recuperación posterior a la pandemia también dependerá de variables regionales y globales. Agrupados en el SICA nos toca batallar en los foros internacionales tanto para lograr el acceso universal y equitativo a la vacuna contra el virus; como para generar la disponibilidad de fondos regionales y globales de cooperación, que prioricen la prevención de pandemias y otras amenazas similares para países en vías de desarrollo. El multilateralismo y la integración son necesidades vitales para nuestros pueblos, ya que solo en ese contexto podemos hacer valer nuestra soberanía. Así, el Sistema de Integración Centroamericano debe seguir siendo ejemplo en Las Américas en los asuntos claves de nuestra época: cambio climático, salud, tecnología, seguridad, soberanía alimentaria, sostenibilidad, etc. Otros sistemas regionales de integración han caído en el letargo porque no se han tomado en serio el reto de avanzar en sus objetivos fundacionales. En el SICA tenemos pendiente concretar reglas regionales que garanticen la democracia y el respeto a los derechos humanos, avanzar hacia una verdadera unión aduanera, la armonización de normas y regulaciones. A esto se suma la necesidad de sentar las bases para una estrategia regional frente a otras amenazas sanitarias o el cambio climático. El próximo año se celebran el bicentenario de la independencia de Centroamérica y el 30 aniversario del SICA. Ojalá que estas efemérides nos encuentren con un sistema más fuerte y encaminado a enfrentar nuestra prioridad que es la recuperación económica, social y ambiental de los países miembros. El nuevo gobierno dominicano está listo para hacer su parte contribuyendo al avance del proyecto Centroamericano. Vayan, pues, nuestros parabienes para los gobiernos y los pueblos de la región Centroamericana, reforcemos nuestra unidad, luchando por el desarrollo de nuestras naciones persiguiendo el ideal de un mundo más justo para todos y todas.

Ver más »

Palabras del Canciller Roberto Álvarez para reunión Grupo de Lima

  13 de octubre del 2020.  Estimados colegas y amigos , el recién inaugurado Gobierno dominicano, encabezado por el presidente Luis Abinader, proclama su profundo apego a los derechos humanos, al tiempo que aboga por una solución democrática y pacífica a la situación venezolana, que incluya la participación de los principales actores políticos y con el pleno respeto a la voluntad del pueblo venezolano. Aun antes de la pandemia la situación humanitaria de Venezuela era crítica. El país había experimentado el retorno de enfermedades previamente erradicadas como la difteria y el sarampión, así como aumentos en los casos de malaria y cólera. De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, 9 millones de venezolanos se encontraban en inseguridad alimenticia y requerían ayuda humanitaria, y según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, más de 5 millones de venezolanos han abandonado su país desde 2014. Todo esto ha empeorado con la llegada de la pandemia. El sistema sanitario venezolano, que ya se encontraba drenado de recursos, no tiene capacidad de respuesta ante la propagación del COVID-19. Esta crisis humanitaria que vive Venezuela nos obliga, a los países de la región, a redoblar esfuerzos para contribuir a su solución. Afín a la posición regional mayoritaria, en enero de 2019 el gobierno dominicano saliente desconoció la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, al apoyar la resolución que a esos efectos emitió el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). Asimismo, dicho gobierno votó a favor de la Resolución 29-44 de junio de 2019 de la Asamblea General de la OEA, la cual reconoció al representante designado por Juan Guaidó ante dicha organización. Luego, como Estado parte en el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), el gobierno saliente también votó a favor de las resoluciones de septiembre y diciembre de 2019, que determinaron la aplicación de sanciones en contra de numerosos funcionarios del régimen de Maduro. El gobierno del presidente Abinader, ha reconocido como política de Estado la aplicabilidad de estas decisiones y por ello les dará seguimiento dentro de nuestro marco jurídico.  República Dominicana ha mostrado interés en contribuir a una salida negociada a la situación venezolana, que garantice el regreso a la constitucionalidad y al reencuentro de los venezolanos, por la vocación pacifista del pueblo dominicano y porque se trata de un país hermano que ha apoyado al nuestro en momentos difíciles de nuestra historia. Además, porque la crisis humanitaria venezolana afecta directamente la seguridad y estabilidad de la región. El apoyo a la nación venezolana es aún más decisivo en estos momentos debido a las dramáticas consecuencias generadas por el COVID-19. Estimados colegas y amigos, Juan Guaidó ha sido reconocido por la mayoría de los países de la región y muchos otros del mundo, como Presidente encargado de Venezuela, en función de su mandato como Presidente de la legítima Asamblea Nacional, mandato que expira el 5 de enero de 2021, según lo dispuesto por la Constitución venezolana. Esta situación genera aún más incertidumbre sobre la legitimidad de la gobernanza democrática del país. Es importante resaltar que la soberanía de los Estados reside en sus pueblos. No corresponde a la comunidad internacional determinar quién ostenta la representación política de un Estado, ello corresponde a cada pueblo según las normas que libre y democráticamente adopten. Por esto, entendemos que la expresión popular es la única vía para relanzar un diálogo productivo que lleve a una solución pacífica de la actual situación venezolana. Por otro lado, nos preocupa la falta de un plan de acción que suscite un amplio consenso de la oposición frente a la cuestionada convocatoria de elecciones legislativas por el régimen de Maduro. Esto dificulta sobremanera cualquier rol mediador. La situación actual es sumamente compleja y si los grupos opositores no acuerdan una posición unificada, la crisis se agudizará. Ambas partes en el conflicto venezolano afirman tener el apoyo popular mayoritario. Tomándoles la palabra, adelantamos una propuesta para que sea la ciudadanía venezolana, quien de forma directa, marque el camino a seguir. Entendemos que una forma de avanzar en la construcción de un efectivo gobierno de transición es mediante un referendo consultivo para que el pueblo venezolano encuentre un canal de participación directo y se exprese sobre diferentes propuestas, previamente concertadas entre las partes, con la mediación de la comunidad internacional. En estos momentos no están dadas las condiciones para que un simple proceso electoral resuelva la situación, debido a la falta de confianza entre los principales actores políticos. Por ello la figura del referendo consultivo que está prevista en el artículo 71 de la Constitución venezolana, para someter a consulta popular las materias de especial trascendencia nacional, puede contribuir a crear el clima propicio para una auténtica solución electoral.    Estimados amigos, seamos realistas, la situación en Venezuela no puede resolverse si nos anclamos en el radicalismo ideológico. Hay que ser creativos para hallar soluciones diferentes a las ensayadas hasta hoy. Para República Dominicana lo más importante es ser pragmáticos, sin que ello implique renunciar a nuestros objetivos estratégicos. Lo que vive Venezuela actualmente, no es el primer conflicto civil del que hemos sido testigos en las Américas. Si se pudo superar, a título de ejemplo, el conflicto colombiano o los diversos conflictos en Centroamérica, eso nos muestra que la región tiene la experiencia, capacidad y creatividad para apoyar decididamente a los venezolanos en estos momentos. Nos parece que vale la pena  también echar una mirada a nuestros hermanos chilenos, quienes marcan una pauta en el sentido de resolver un profundo y dilatado conflicto político y social mediante una consulta popular. En el caso venezolano, el trabajo de la comunidad internacional debe consistir en convencer a los principales actores que el único camino para evitar un desgarramiento mayor es que acepten y legitimen un proceso electivo como el referendo consultivo propuesto, organizado con el apoyo y supervisión de las Naciones Unidas y los países amigos. Todos los actores en el drama venezolano reconocen la solvencia de la ONU. Además, es un foro que

Ver más »

Canciller Roberto Álvarez felicita Día de la Hispanidad

  12 de octubre del 2020.   Queridos hermanos españoles el gobierno y el pueblo dominicano celebran con ustedes el día Nacional de España y el día de la hispanidad.   Nuestra hispanidad común, como la pensó Unamuno, es una raíz que nace de una mirada compartida del mundo y que envuelve contradicciones complejas, a la vez que constituye un lazo de hermandad entre varios pueblos del globo. En el mismo sentido, nuestro Pedro Henríquez Ureña resalta que, para los iberoamericanos, la unidad plural de España despierta una gran fascinación que informa nuestra propia diversidad.   Este año ha sido de grandes retos, pero como hermanos, nos hemos propuesto superarlos. Por ello, reconocemos la fortaleza del pueblo y el gobierno de España, los cuales han sabido plantar cara a la emergencia, defendiendo el espíritu de la solidaridad y la cooperación internacional.   Aprovecho este mensaje para reiterarles voluntad del gobierno del presidente Luis Abinader de seguir fortaleciendo estos profundos lazos de hermandad que unen a los pueblos hispanos. España y República Dominicana han construido una relación especial, basada en el beneficio mutuo, la defensa de valores comunes, el comercio y la cooperación. En España reside la segunda mayor comunidad de dominicanos en el exterior. De igual forma, los españoles representan el cuarto grupo de inmigrantes en nuestro país.   Hoy miramos al futuro con la convicción de que juntos podemos construir un mundo mejor. Felicidades al Pueblo y al Estado españoles.

Ver más »

Canciller Roberto Alvarez en su discurso sobre Día Mundial Contra la Pena de Muerte

  10 de octubre del 2020.- Abrazos solidarios desde la República Dominicana. En nombre del Excelentísimo Sr. Presidente Luis Abinader, del pueblo dominicano y en el mío propio, me dirijo a ustedes para manifestar unas palabras en la conmemoración del décimo aniversario de la creación de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte. Ninguna sociedad civilizada se puede permitir recurrir a la pena de muerte como mecanismo de control social. Por eso, nos enorgullece ser uno de los Estados fundadores de esta Comisión, cuyo trabajo felicitamos. Cabe destacar que desde 1924 nuestro país consagró constitucionalmente el principio de inviolabilidad de la vida, y desde ese momento, todas nuestras constituciones así lo han reconocido. El mandato constitucional para abolir la pena de muerte se sustenta en que nuestro país cree en la reinserción social y en ese orden proporciona medidas justas a los hechos que se comenten en el territorio de la República Dominicana. Motivado por este mandato constitucional, nuestro país se ha sumado al Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte, y al Segundo Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, destinado a abolir la Pena de Muerte. Asimismo, República Dominicana mantiene un apoyo activo a la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte cuyo objetivo es lograr la incorporación de la mayor cantidad de Estados a los protocolos universales y regionales sobre abolición de la pena de muerte. En este sentido, el nuevo gobierno dominicano, insta a los Estados miembros del grupo de apoyo a esta Comisión a redoblar los esfuerzos por lograr la abolición de este castigo cruel e inhumano. Al mismo tiempo comprometemos nuestro continuo apoyo para lograr ese cometido. Aprovecho esta ocasión para manifestarles a todos ustedes las seguridades de mi más alta estima y consideración.     WORLD DAY AGAINST DEATH PENALTY Warm greetings from the Dominican Republic. On behalf of His Excellency Mr. President Luis Abinader, of the Dominican people and of my own, I address to you to express a few words in commemoration of the tenth anniversary of the creation of the International Commission against the Death Penalty. No civilized society can afford to allow death penalty as a mechanism of social control. This is why we are proud to be one of the founding states of this Commission, whose work we congratulate. It should be noted that since 1924 our country constitutionally enshrined the principle of inviolability of life, and since that moment, all our constitutions have recognized it. The constitutional mandate to abolish the death penalty is based on the fact that our country believes in social reintegration and, in that order, it provides fair measures to the acts that are committed in the territory of the Dominican Republic. Motivated by this constitutional mandate, our country has joined the Protocol to the American Convention on Human Rights on the Abolition of the Death Penalty, and to the Second Optional Protocol to the International Covenant on Civil and Political Rights, aimed to abolish the Death Penalty. Likewise, the Dominican Republic maintains an active support to the World Coalition against the Death Penalty whose objective is to achieve the incorporation of the largest number of States to the universal and regional protocols on the abolition of the death penalty. In this sense, the new Dominican government urges the member states of the support group for this Commission to redouble their efforts to achieve the abolition of this cruel and inhuman punishment. At the same time, we pledge our continued support to achieve that goal. I take this opportunity to express my highest esteem and consideration

Ver más »